19 de mayo de 2019
  • Viernes, 17 de Mayo
  • 24 de enero de 2008

    Economía/Macro.- Solbes dice que en el BCE hay un "debate importante" sobre la oportunidad de rebajar tipos

    Afirma que él defiende los intereses de los 45 millones de españoles y que la preocupación de Pizarro ha sido la defensa de su negocio

    MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, indicó hoy que hay un "debate importante" en el Banco Central Europeo (BCE) sobre la oportunidad de llevar a cabo o no un recorte en el precio del dinero, e insistió en que están manteniendo "algo más altos" los tipos de interés porque en Europa se da más importancia a los problemas de inflación.

    "Hay un debate importante en estos momentos dentro del propio Banco Central si hay que ir hacia adelante y bajar tipos", subrayó Solbes, durante una entrevista concedida a 'Telecinco' y recogida por Europa Press.

    En este sentido, dijo que el BCE tiene una "complejidad de instrumentos algo mayor" que el sistema americano y está manteniendo el precio del dinero "algo más alto" (que la FED) porque da mayor importancia a los problemas de inflación y considera que las perspectivas de crecimiento en Europa son "razonables".

    El vicepresidente, que insistió en que actualmente se debate en Europa la dirección que deben tomar los tipos, consideró que en España hay margen "de sobra" para actuar "si es necesario", gracias al superávit acumulado en los cuatro años de Gobierno socialista y a la reducción de la deuda pública en doce puntos.

    Respecto a la promesa electoral del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de crear dos millones de empleos en la próxima legislatura, Solbes indicó que, de acuerdo con las previsiones que maneja en estos momentos el Ejecutivo y con la idea de que el crecimiento potencial español es "claramente superior" al 3%, España debería ser capaz de crear unos 400.000 empleos al año, lo que supondría unos 1,5 millones de puestos de trabajo en toda la legislatura.

    MARGEN PARA CREAR 2 MILLONES DE EMPLEOS.

    Solbes insistió en que el presidente del Gobierno "no se conforma" con esas cifras y, por eso, se fijó el objetivo de crear dos millones de empleos en los próximos cuatro años, algo para lo que el vicepresidente económico consideró que "hay margen" en la economía española a pesar de los desajustes de algunos sectores de actividad.

    En este sentido, indicó que sectores como la industria, la exportación o los servicios "van muy bien" y garantizan la creación de empleo en los próximos años. "Estamos bien preparados para hacer frente a esta situación, lo que no quiere decir que no vayamos a atravesar un periodo de menor crecimiento, algo con lo que ya contamos en nuestras previsiones", indicó.

    Así, aseguró que las previsiones del Gobierno contemplan una crecimiento del PIB del 3,1% en 2008 y, aunque reconoció que cualquier previsión es "discutible", aseguró que creciendo al 3,1% se pueden crear 400.000 puestos de trabajo y se puede seguir mejorando la economía del país.

    PIZARRO DEFIENDE INTERESES PARTICULARES.

    En cuanto a su valoración sobre el ex presidente de Endesa y 'número dos' del PP por Madrid, Manuel Pizarro, Solbes indicó que lo conoce desde hace "muchos años", y añadió que su "preocupación fundamental" durante los últimos años ha sido "la defensa de los intereses de su empresa, de su negocio".

    "Yo llevo en este oficio unos 40 años, mi preocupación fundamental han sido los españoles, y esa va a seguir siendo mi preocupación fundamental. Yo diría que mis accionistas son los 45 millones de españoles que existen", indicó Solbes.

    Sobre la posibilidad de realizar un debate electoral con Pizarro, afirmó sentirse "encantado" de poder celebrarlo porque, en su opinión, será un debate de "ideas y no de confrontación no justificada". "Posiblemente, en algunos temas coincidamos porque a mí me gusta la economía ortodoxa y creo que a él también. Sin embargo, en opciones políticas cada uno tiene alguna consideración distinta", señaló.

    Finalmente, explicó que aceptó continuar como ministro de Economía si el PSOE gana las elecciones, a pesar de que pensaba que era bueno que hubiera un relevo generacional, por la evolución de la situación económica. "Tomé la decisión de que posiblemente yo podía echar una mano por mi experiencia en otras situaciones parecidas. Ese fue el argumento fundamental por el que tomé la decisión de quedarme", reiteró.

    Además, se mostró convencido de que seguirá teniendo "problemas" con los ministros en materia de gastos porque, a su juicio, "todo Gobierno es un Gobierno de coalición entre el ministro de Hacienda y todos los demás".

    "Problemas con los ministros los he tenido en periodos anteriores, los he tenido en esta última legislatura y los tendré en esta próxima. Alguien tiene que decir que no a ciertas cosas. No me preocupa, es normal dentro del trabajo del ministro (de Hacienda)", concluyó.