19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 26 de junio de 2008

    Economía/Macro.- Solbes dice que el objetivo de estabilidad es el adecuado para un periodo de "profunda desaceleración"

    El PP le acusa de traer al Parlamento un "falseamiento de la realidad" macroeconómica a través del techo de gasto

    MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, reiteró hoy que el techo de gasto para el 2009 y el objetivo de estabilidad presupuestaria para los próximos tres años es "el adecuado" para un momento de "profunda desaceleración" económica.

    Durante el debate en el Congreso para la aprobación del techo de gasto y el objetivo de estabilidad presupuestaria tras el rechazo del Senado, Solbes explicó que el actual contexto económico es "sustancialmente diferente" al marco de los objetivos presupuestarios de años anteriores.

    Asimismo, explicó que, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el objetivo que se marca el Gobierno debe sustentarse en un cuadro macroeconómico, que se realiza en función de datos existentes dos veces al año, y que después se remite al Congreso de los Diputados para su aprobación, aunque, según el vicepresidente económico, los plazos de esta Ley pueden generar "ciertos desfases temporales" con cierto "impacto" en el cuadro que elabora el Gobierno.

    Para Solbes, el objetivo que se ha marcado el Gobierno es "el adecuado" en un contexto en el que la economía española crecerá en el entorno del 2% al final de año. "Estamos convencidos de que en las circunstancias actuales hay que ser rigurosos con el gasto público", señaló.

    Además, recordó a la Cámara que, como consecuencia de este objetivo de estabilidad presupuestaria, el techo de gasto que se ha fijado el Gobierno para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009, que supone un incremento del 5% respecto al año anterior, es también el adecuado y está en línea con el crecimiento del PIB nominal.

    Según Solbes, este techo de gasto demuestra la "disciplina presupuestaria" que quiere llevar a cabo el Gobierno y permite, entre otras cosas, que actúen los estabilizadores automáticos para hacer frente al ajuste económico. "El Gobierno presenta el objetivo que corresponde a la situación actual combinando el rigor presupuestario con el margen de maniobra", concluyó.

    PP: El GOBIERNO HACE "POLÍTICA FICCIÓN".

    En cambio, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, aseguró que su grupo acude a la nueva votación "entre confuso y consternado" porque la intervención de Solbes, a su parecer, no ha podido ser más "de trámite" para un Gobierno que ya está "de pasada". "Estamos en la política ficción y de la falsedad", criticó Montoro, para quien la propuesta del Ejecutivo para el techo de gasto del año 2009 "es totalmente falsa".

    Montoro recordó que el Gobierno ya ha reconocido que la economía española crecerá por debajo del 2% en 2008 y aún menos en 2009, razón por la que consideró "poco serio" que el vicepresidente económico acuda a la Cámara Baja con una propuesta que contempla un crecimiento del 3% para el 2008.

    "¿Están falseando la Ley de Estabilidad Presupuestaria o se está resquebrajando?", se preguntó, tras poner de manifiesto el "desplome de credibilidad" de Pedro Solbes, a quien acusó de traer al parlamento un "falseamiento de la realidad" a través del techo de gasto.

    Por su parte, el portavoz de Presupuestos del PSOE, Francisco Fernández Marugán, recordó a Montoro su gestión como ministro de Hacienda en la etapa del Gobierno de José María Aznar, a la que llegó a tildar de "vulgar". "A uno no le toman en serio en una tribuna porque grite mucho, sino porque diga cosa serias", incidió el diputado socialista.

    "Ustedes están presentando una propuesta extremadamente radical en el marco fiscal y el gasto público", señaló. Para Marugán, las demandas de gasto social son inaplazables, a pesar de la difícil situación que atraviesa la economía española.

    Desde CiU, su portavoz económico, Josep Sánchez Llibre, aseguró que la abstención de su partido es consecuencia del problema de financiación de las CC.AA., y aseguró que si el Gobierno hiciera caso a sus propuestas y a las de otras formaciones políticas se podría conseguir "un cambio de ruta" en la economía española. Así, exigió al Gobierno medidas que den verdadera respuesta a la "angustia y ansiedad" de la sociedad española ante la situación de la economía.

    PNV: "EL GOBIERNO MANDA MENSAJES CONFUSOS".

    Por parte del PNV, Pedro Azpiazu aseguró que, desde que el texto pasara por primera vez por la Cámara Baja, las perspectivas económicas han empeorado "considerablemente". "La triste realidad es que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, nos ha transmitido la sensación de que la situación económica es realmente grave", indicó.

    "Creo que su Gobierno está mandando mensajes confusos a la sociedad y no es propio del Gobierno ni bueno para los ciudadanos", indicó, tras asegurar que da la sensación de que los objetivos de estabilidad presupuestaria no serían los mismos si el Gobierno hubiera conocido los últimos datos económicos.

    Joan Herrera, diputado de ICV, formación que comparte grupo parlamentario con ERC e IU, consideró que el techo de gasto no es que se "poco a nada realista, sino que el propio Gobierno lo ha desmentido" al reconocer que la economía crecerá por debajo del 2% en 2008. "Es un escenario que no responde a la verdad", señaló.

    Desde ERC, Joan Ridao, calificó los objetivos de estabilidad presupuestaria como "conservadores y casi pusilánimes", y aseguró que las previsiones del Gobierno son a la baja, motivo por el cual no es posible mantener el objetivo de déficit cero. "El Gobierno debería rectificar y admitir que debe endeudarse", denunció.

    BNG: "EL GOBIERNO DEBERÍA MODIFICAR EL TEXTO".

    Por su parte, la diputada del BNG Olaya Fernández consideró que el Gobierno debería modificar este texto por las últimas revisiones de las previsiones a la baja del crecimiento, del superávit y del paro. "La presente situación económica provoca que nuestra denuncia tenga más fuerza aún si cabe que en otras ocasiones, ya que resulta un absurdo pretender superávit ante las recientes variables económicas del Estado", indicó.

    Desde Coalición Canaria, Ana Oramas, reafirmó su intención de abstenerse en la votación, aunque confió en un ejercicio de responsabilidad del Gobierno en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009 para adaptarlos a las actuales circunstancias de la economía.

    Finalmente, la representante de UPyD, Rosa Díez, explicó que su rechazo al texto se debe a que las cuentas del Gobierno son las cuentas "de la lechera". "Un absoluto desconocimiento y desprecio de la realidad", añadió, tras asegurar que el crecimiento que fijó el Ejecutivo para calcular estos objetivos no lo soporta ningún organismo, "ni siquiera el propio Gobierno".