16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 10 de julio de 2014

    El Tesoro coloca 1.000 millones en un bono ligado a la inflación europea

    El organismo ha captado ya el 71,7% de lo previsto en el programa de financiación regular a medio y largo plazo

    MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

       El Tesoro Público ha lanzado la segunda subasta de bonos a diez años ligados a la inflación europea y la ha cerrado tras colocar 1.004,12 millones de euros entre los inversores, según datos publicados por el Banco de España.

       La demanda del bono ha rebasado los 3.700 millones, de forma que ha superado en 3,7 veces lo finalmente colocado. El interés medio se ha situado en el 1,459% y el marginal en el 1,483%. En la última emisión de estos bonos la rentabilidad real de la emisión fue del 1,835%.

       Es la segunda vez que en España se lanza una emisión de este tipo para un mercado en el que están ya Francia, Italia y Alemania. La primera ocasión fue en mayo de este año, cuando el Tesoro colocó 5.000 millones con una fuerte demanda.

       Los bonos europeos ligados a la inflación se diferencian de los bonos nominales en que su principal evoluciona según el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA), excluido el tabaco. A diferencia de un bono nominal, que todos los años paga un cupón fijo, el bono ligado a la inflación va creciendo porque el principal aumenta con la inflación.

       En la fecha de vencimiento del bono, el Tesoro devuelve el principal revalorizado con la inflación acumulada. La referencia utilizada en cada pago de cupón es el IPCA entre dos y tres meses antes, según la fecha de pago del cupón.

    DIVERSIFICAR LA BASE INVERSORA

       Con el programa de títulos indexados a la inflación europea, el Tesoro pretende, en el medio plazo, posicionarse como un emisor regular de este tipo de activos financieros. El objetivo es diversificar su base inversora, alargar la vida media de la deuda del Estado en circulación y reducir los costes de financiación a medio y largo plazo.

       La celebración de subastas especiales está prevista en la estrategia de financiación de 2014. Se trata de subastas convocadas ad hoc y fuera del calendario habitual del Tesoro, con el objetivo de mejorar la liquidez de un bono en concreto, por lo que los objetivos de emisión suelen ser más bajos que en los de las subastas habituales.

       Desde el comienzo del año el Tesoro ha captado 92.737 millones de euros dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo. Esta cifra supone un 71,7% de la previsión de emisión incluida en la Estrategia del Tesoro para 2014. El coste medio de la deuda del Estado a la emisión es del 1,87% a 30 de junio, frente al 2,45% de cierre de 2013.