30 de noviembre de 2020
4 de abril de 2012

Un niño holandés logra una mención en el premio Wolfson por su propuesta para que Grecia salga del euro

Un niño holandés logra una mención en el premio Wolfson por su propuesta para que Grecia salga del euro
WOFLSON

Propone que los griegos den al gobierno todos sus euros a cambio de dracmas para que el Ejecutivo pueda liquidar sus deudas

LONDRES, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Jurre Hermans, un niño de once años de los Países Bajos, ha logrado una mención especial en el Premio Wolfson de Economía, el segundo mayor premio en efectivo que puede recibir un economista después del Premio Nobel, por su propuesta para que Grecia abandone el euro, en la que utiliza como ejemplo una pizza para explicar su solución.

Hermans es el participante más joven que se ha presentado al premio y recibirá un bono regalo de 100 euros "por su esfuerzo". El joven reside en la localidad holandesa de Breedenbroek y asegura que decidió presentar su propuesta después de verla en el periódico 'Jeugdjournaal' y por su preocupación en torno a la crisis de la eurozona que ve "cada día" en la televisión.

La propuesta de este escolar de 11 años, que venía acompañada de un dibujo, sugiere que Grecia debería abandonar la unión monetaria y sus ciudadanos cambiar sus euros por dracmas, penalizando a aquellos que quieran sacar su dinero al extranjero.

En concreto, propone que todos lo griegos lleven sus euros al banco y los pongan en una "maquina de cambio" que les devolverá dracmas, su antigua moneda, pese a que, según representa en su dibujo, esta idea no les haga "felices".

A continuación, los bancos darán todos esos euros al gobierno, que formará con ellos un "pancake o una pizza" y comenzará a devolver todas sus deudas, "cogiendo cada uno que tenga una deuda su trozo de pizza". "Podéis ver que todos estos euros en la pizza van a las empresas y los bancos que han dado préstamos en Grecia", recalca Hermans.

Asimismo, subraya que la parte "inteligente" de su propuesta es que aquellos que no quieran cambiar sus euros, ya que se reducirá drásticamente su valor, e intenten esconderlos o guardarlos, recibirán un multa más alta que el valor de los euros que intentaban esconder. "De esta manera, me aseguro de que todos los griegos lleven su euros a un banco griego y el Gobierno pueda pagar todas sus deudas", añade.

El niño de once años, que reconoce que tuvo que ser ayudado por su padre en la traducción al inglés porque su lengua es el holandés, también apunta que cualquier país podría regresar a la eurozona si ha pagado todas sus deudas.

PREMIO WOLFSON.

El premio Wolfson pretende encontrar la mejor respuesta a la siguiente pregunta: "Si los estados miembros abandonan la Unión Económica y Monetaria, ¿cuál es el mejor modo de gestionar dicho proceso económico para ofrecer la base más sólida para el futuro crecimiento y prosperidad de los actuales miembros?".

El jurado ha escogido como los cinco finalistas al premio las propuestas de Roger Bootle y Mark Pragnell, de Capital Economics; Cathy Dobbs, operadora privada; Jens Nordvig y Nick Firoozye, de Nomura Securities; Neil Record, de Record Currency Management, y Jonathan Tepper, de Variant Perception.

Estos cinco candidatos, que recibirán 10.000 libras (12.000 euros) sólo por haber sido seleccionados, deberán presentar antes del 29 de mayo de nuevos sus propuestas sobre un plan de contingencia ante una eventual desintegración de la Eurozona.

"Las propuestas preseleccionadas, aunque todas muy diferentes entre sí, aportan ideas valiosas sobre el mejor modo de gestionar la salida del euro de un estado miembro", destaca el jurado.

El premio está financiado por la Charles Wolfson Charitable Trust, una organización benéfica familiar, gestionada por Policy Exchange, el comité de expertos independiente con sede en Londres.