9 de agosto de 2020
10 de julio de 2020

La nueva propuesta para el fondo anticrisis de la UE prevé un mayor control de las ayudas

Mantiene el tamaño del plan de recuperación y la proporción entre transferencias y préstamos, pero recorta el presupuesto comunitario

La nueva propuesta para el fondo anticrisis de la UE prevé un mayor control de las ayudas
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel - DARIO PIGNATELLI/EUROPEAN COUNCI / DPA

BRUSELAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea discutirán en la cumbre de la próxima semana una nueva propuesta para el fondo de recuperación económica que contempla una mayor control para el desembolso de las ayudas al requerir el visto bueno previo de una mayoría de los países

El nuevo planteamiento que ha presentado este viernes el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, mantiene el tamaño del fondo (750.000 millones) y el equilibrio entre transferencias y préstamos (500.000 millones y 250.000 millones, respectivamente), pero da más poder al Consejo de la UE (los Estados miembros) para aprobar o rechazar los planes nacionales que cada capital debe enviar para acceder a las ayuda.

En concreto, los programas nacionales de reformas tendrán que recibir luz verde de una mayoría cualificada de los socios europeos antes de recibir los fondos. Después, las ayudas se irán desembolsando en varios tramos a medida que se vayan completando una serie de criterios preestablecidos.

El mayor papel de los Estados miembros es uno de los tres elementos que refuerza la condicionalidad de plan. Además, el 30% del dinero que pidan los países debe estar destinado a la transición climática y también prevé un mecanismo para vincular el desembolso al respeto del Estado de derecho.

El exprimer ministro belga, Charles Michel, ha reconocido que se trata de un asunto "sensible" entre los Estados miembros, que tienen "diferentes opiniones" sobre la condicionalidad vinculada al fondo de reconstrucción. "Lo que proponemos es un puente", ha defendido el presidente del Consejo europeo.

Michel ha defendido que su propuesta es en general "una base sólida" para el acuerdo al incluir el "equilibrio" adecuado entre las diferentes posiciones de las capitales, aunque ha avanzado que la cumbre de la próxima semana será complicada. "Sé que durante la cumbre tendremos debates difíciles y cuento con la valentía política, es el momento de actuar y decidir", ha subrayado.

Además de la elevar la condicionalidad, la propuesta de Michel recoge otras cesiones a países de norte como Países Bajos, Austria, Dinamarca o Suecia. Así, propone adelantar dos años, a 2026, el momento en el que la UE empiece a devolver la deuda que emita para financiar la recuperación y mantener los 'cheques' que reducen la contribución nacional al presupuesto comunitario de los socios más ricos.

También ha accedido a cambiar la clave de reparto de las ayudas: el 70% se repartirían siguiendo la metodología de la Comisión Europea y se distribuirían entre 2021 y 2022, pero el 30% restante se repartiría en 2023 teniendo en cuenta el desplome del PIB en los dos años anteriores.

RECORTES EN EL PRESUPUESTO.

Más allá del plan de reconstrucción para levantar la economía europea tras la pandemia de la Covid-19, el presidente del Consejo europeo propondrá a los líderes recortar el presupuesto comunitario para los próximos siete años (MFF, por sus siglas en inglés).

Frente a los 1,1 billones que el equipo de Ursula von der Leyen defendía para el periodo 2021-2027, la nueva 'caja negociadora' contempla un presupuesto de la UE que ascendería a los 1,074 billones de euros.

El presidente del Consejo europeo intentará también que los jefes de Estado y de Gobierno pacten el calendario para poner en marcha nuevos recursos propios de la UE. En particular, sugiere poner en marcha una tasa sobre el plástico ya en 2021 e introducir una tasa digital un gravamen a la entrada de carbón en el bloque en 2023.

Por último, Michel sugiere crear un fondo de contigencia de 5.000 millones para atajar los imprevistos derivados de un Brexit en los sectores y países europeos más afectados.

Para leer más