20 de agosto de 2019
28 de junio de 2008

Economía.- El PP ofrece su apoyo al Gobierno para salir de la crisis pero le pide que admita la gravedad de la situación

Montoro asegura que España atraviesa la mayor crisis económica de toda su historia que está derivando en una crisis política

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ofreció hoy el apoyo de su partido al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para salir de la crisis que atraviesa la economía española, aunque condicionó este apoyo al reconocimiento de la gravedad de la situación por parte del Ejecutivo.

Durante unas jornadas económicas organizadas por el PP en Madrid, Cospedal explicó que el PP trabajará con el Gobierno en beneficio de todos los españoles para paliar el ajuste económico y afirmó que sería "una gran irresponsabilidad" que Zapatero no aceptara la ayuda que le ofrece la oposición.

"El PP es el que tiene las soluciones", señaló Cospedal, para quien las propuestas de su partido son las que realmente necesitan los empresarios y los trabajadores españoles, "las soluciones de un partido que defiende el interés general de España". "Nosotros sabemos hacerlo y no un gobierno que no quiere ver la situación de crisis en la que estamos", indicó.

Por su parte, el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, aseguró que la crisis económica que sufre España es la mayor de toda su historia y está derivando en una crisis política gracias a la inacción de un Gobierno que ha destruido el modelo de crecimiento que puso en marcha el Partido Popular.

Según Montoro, se podría decir que España está atravesando un periodo de "crisis perfecta" porque todos los indicadores macroeconómicos son negativos. Así, se refirió a la elevada inflación, que crece muy por encima de lo que lo hace la actividad económica, la destrucción de empleo, la pérdida de confianza de los agentes económicos, el déficit exterior y la falta de estabilidad económica.

AUSTERIDAD Y REFORMAS.

Recordó que los objetivos que plantea el PP para hacer frente a este periodo de menor crecimiento pretenden dar solución a estos problemas a través de una batería de propuestas basada en la austeridad presupuestaria con una limitación del crecimiento gasto público hasta el 2% en 2009, una reforma ley estabilidad presupuestaria y rebajas de impuestos centradas en las deducciones por vivienda, la bajada de cinco puntos de Sociedades y recortes en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Asimismo, propuso una nueva reforma laboral y una lucha intensa contra las subidas de precios, al tiempo que apostó por aumentar la competitividad de la economía española, aprobar una ley de unidad de mercado para restaurar la confianza de los agentes económicos y promover la competencia en todos los sectores y de manera especial en los hidrocarburos.

Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, destacó las fortalezas de su partido para hacer frente a la crisis al contar con gente "muy preparada" que continuamente está haciendo propuestas en el Congreso de los Diputados. "Equipo y alternativa, es la imagen del PP", señaló.

Puso de manifiesto la necesidad de garantizar la estabilidad institucional en España, regenerar la democracia y modernizar el aparato de Justicia, al tiempo que resaltó la necesidad de luchar contra la corrupción urbanística. "Nuestra tarea será esa, sin perder el tiempo en buscar sinónimos para la crisis", denunció Saénz Santamaría tras asegurar que el PSOE se está quedando sólo en su diagnóstico económico.

SÁEZ DE SANTAMARÍA: "NO LE DOY CUATRO AÑOS A ZAPATERO".

Para la portavoz Popular, las medidas que propone el PP cuentan con el apoyo de muchos partidos y serán una realidad dentro de cuatro años o incluso antes. "No le doy yo cuatro años de vida a Zapatero en el Gobierno", indicó.

Por su parte, la consejera de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, aseguró que la economía española atraviesa uno de los peores momentos de su historia reciente, por lo que ahora es el momento de recuperar una senda de crecimiento como la de los últimos años afrontando los problemas "de forma valiente y con decisión".

Hidalgo se refirió también a la necesidad de crear políticas de cohesión nacional, para que la España de las autonomía sea "la razón que suma o multiplica y no la que divide y resta". Así, apostó por una reforma del sistema de financiación autonómica que se base en la solidaridad y en el consenso, y que sea fruto de la misma unanimidad que la última reforma.

INTERESES ELECTORALES.

Finalmente, la vicepresidenta de Organización del PP, Ana Mato, aseguró que del Congreso del PP que se celebró el pasado fin de semana salió un partido que dedicará el 100% de sus energías a las preocupaciones de los ciudadanos, que en la actualidad se centran en los problemas que atraviesa la economía española.

Acusó al Ejecutivo de Zapatero de negar la crisis por intereses electorales, y de engañar a los ciudadanos e impedir la puesta en marcha de las medidas que realmente eran "imprescindibles" para reactivar la actividad económica. "Hoy tenemos que reafirmar que las políticas del PP son las únicas capaces de sacar a los españoles de la crisis", concluyó.