12 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Economía.- Solbes dice que el ajuste de la vivienda se ha acelerado pero descarta la caída de precios que prevé el FM

Asegura que el Gobierno no va a rescatar a las inmobiliarias con problemas

BRDO (ESLOVENIA), 4 Abr. (del enviado especial de EUROPA PRESS, Juan Sanhermelando) -

El vicepresidente económico en funciones, Pedro Solbes, admitió hoy que el ajuste del sector de la vivienda ha sufrido una "cierta aceleración" como consecuencia de las turbulencias financieras internacionales, pero descartó una caída de precios como la que prevé el Fondo Monetario Internacional (FMI), que este jueves alertó de que el sector inmobiliario en España está sobrevalorado entre un 15% y un 20%.

Solbes explicó que el sector inmobiliario inició un "aterrizaje suave" en 2006, año en que los "incrementos de la vivienda empiezan a reducirse", pero señaló que este ajuste "se ha acelerado algo como consecuencia de los problemas financieros que se plantean a partir del mes de julio del año pasado".

"Hay posiblemente una cierta aceleración de ese aterrizaje, pero seguimos pensando que el ajuste se va a producir a lo largo de varios años, en los que el 2008 y el 2009 van a ser fundamentales", afirmó en rueda de prensa al término de la reunión informal de ministros de Economía de la eurozona.

Respecto al análisis del FMI, Solbes destacó en primer lugar que este organismo sitúa a España en una "situación intermedia" entre los países más afectados por la sobrevaloración de la vivienda. Irlanda, Países Bajos, Reino Unido, Francia, Dinamarca o Bélgica registran problemas más graves, según los datos del FMI.

En segundo lugar, el vicepresidente económico resaltó que el modelo que usa el Fondo en sus estadísticas sobre vivienda no toma suficientemente en consideración algunos factores que afectan especialmente a España, como la inmigración, la constitución de nuevos hogares, y la compra por parte de extranjeros de segundas viviendas. Por todo ello, se mostró convencido que en España sigue habiendo una demanda que se sitúa entre 450.000 y 550.000 viviendas, incluso aunque la demanda de terceros países pierda fuerza.

Solbes fue preguntado a continuación por los periodistas en qué nivel sitúa el Gobierno la sobrevaloración del sector de la vivienda y contestó que "la respuesta es imposible". "Hablar de sobrevaloraciones de forma globalizada no tiene ningún sentido. En España hay una multiplicidad enorme de mercados. No es lo mismo el mercado urbano que el mercado de segunda residencia. No es lo mismo el mercado rural que el mercado de playa. No es lo mismo el centro de las ciudades que los barrios. Por lo tanto estamos hablando de cosas muy distintas. Cada caso es un caso diferente", apuntó.

INMOBILIARIAS CON PROBLEMAS

En todo caso, el vicepresidente económico dejó claro que el Gobierno no tiene ninguna intención de rescatar a las inmobiliarias con problemas. "El Gobierno lo que tiene que hacer es dejar que el mercado juegue, que los problemas se resuelvan por el mercado, lo mismo cuando sube que cuando baja", afirmó.

"Las medidas que se pueden tomar se han adoptado ya, y tienen que ver más con la vivienda de protección oficial y con algunas actuaciones de ese tipo que con los temas de las empresas privadas, que deben resolverse en el marco del sistema privado. Y es lo que están haciendo las distintas empresas de España", subrayó.

Pese a la crisis en el sector de la construcción, Solbes se mostró convencido de que "va a haber una creación neta de empleo todavía en el país", aunque admitió que podrían producirse también nuevos incrementos del paro, especialmente en la construcción. Por ello, señaló que el Ejecutivo impulsará, junto con los interlocutores sociales y las comunidades autónomas, la puesta en marcha de políticas de empleo y formación para dirigir a estos trabajadores a otros sectores necesitados de mano de obra.

"No va a ser posible al 100%, no va a ser algo automático, vamos a necesitar tiempo de ajuste de una actividad a otra", admitió el vicepresidente, pero insistió en que "existe demanda todavía de empleo en otros sectores en el país y por lo tanto eso es posible que una parte de ese paro se absorba perfectamente en el mercado español".

AUMENTO DE LA MOROSIDAD

Solbes reiteró que no está preocupado por la situación del sector financiero español, y dijo que aunque la morosidad ha aumentado sigue siendo "muy baja respecto a la morosidad en el mundo y respecto a otros momentos históricos". "Por lo tanto es un tema al que hay que prestar atención pero tampoco debe preocuparnos", resaltó.

Preguntado por las declaraciones del presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, en las que afirmaba que "da miedo" el peso del ladrillo en algunos bancos y cajas, el vicepresidente económico dijo que había pedido a Caja Madrid que le confirmara estas palabras. "Según la información que recibí de Caja Madrid, nunca en público el señor Blesa hizo ningún comentario de este tipo", dijo Solbes.