15 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 18 de noviembre de 2019

    España baja al puesto 32 en el ranking de talento mundial de IMD

    España baja al puesto 32 en el ranking de talento mundial de IMD
    Entrada del edificio de Biología de la facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

    MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La economía española ha perdido un puesto, hasta situarse en la trigésimo segunda posición, en la clasificación de talento mundial de la escuela de negocios IMD, que evalúa anualmente los métodos utilizados por un total de 63 países para desarrollar, atraer y retener el talento profesional, y que en su última edición está encabezada por Suiza, Dinamarca y Suecia.

    En la edición 2019 del informe, que evalúa a los países en función de los factores de atractivo, preparación e inversión y desarrollo, ha destacado el "liderazgo" de Europa, especialmente de los países medianos y pequeños, que comparten grandes niveles de inversión en educación y alta calidad de vida, según ha explicado IMD.

    En el caso de España, el país desciende un peldaño con respecto a la edición de 2018 y se sitúa en la mitad del ranking, ocupando la posición 32. Este retroceso puede deberse a la caída de su puntuación en los indicadores referidos al gasto público en educación por estudiante (39º), la tasa efectiva del impuesto sobre la renta personal (28º) y la disponibilidad de mano de obra cualificada (31º).

    Según los resultados del estudio, las fortalezas más destacables de España serían la efectividad de las infraestructuras sanitarias (11º), la baja exposición a la contaminación por partículas (12º) así como la calidad de vida (16º) mientras que, también se ponen de manifiesto algunas debilidades relativas a la motivación de los empleados y las habilidades lingüísticas (56º), entre otras.

    En lo relativo a Inversión y Desarrollo, España ocupa el puesto 35, gracias a la mejora en la implementación de los aprendizajes (35º) y la priorización de la formación de los empleados (47º).

    En el factor Atractivo, España se sitúa en la posición 22, mejorando tres posiciones con respecto a 2018. Sin embargo, este indicador también muestra algunas debilidades en lo relativo a atracción y retención de talentos como un elemento prioritario en las empresas (53º) así como la motivación de los empleados (45º).

    Dentro del factor Preparación, ocupa el puesto 41, un puesto por debajo del alcanzado el año pasado, debido a bajos niveles en lo relativo a conocimientos de idiomas según las necesidades en las empresas (56º) y el crecimiento de la fuerza laboral (49º).

    SUIZA Y DINAMARCA A LA CABEZA.

    A nivel global, Suiza se ha confirmado como un importante centro mundial de talento, repitiendo en la primera posición de la clasificación, destacando en el factor Atractivo y en áreas tales como el aprendizaje, la infraestructura sanitaria, la remuneración, la atracción de trabajadores extranjeros altamente cualificados y la educación universitaria y empresarial.

    En segundo lugar, Dinamarca repite el puesto de la edición anterior y este año lidera el factor Inversión y Desarrollo, mientras que Suecia gana cinco posiciones y ocupa el tercer lugar gracias a mejoras en indicadores como el gasto público total en educación y la priorización del sector privado en atracción/retención del talento.

    Las diez primeras posiciones restantes las completan Austria (4º), Luxemburgo (5º), Noruega (6º), Islandia (7º), Finlandia (8º), los Países Bajos (9º) y Singapur, que logra situarse en la décima posición gracias al factor Preparación.

    Por su parte, Estados Unidos se mantiene en el puesto 12º mientras que Canadá sufre una caída de siete puestos y se sitúa 13º como reflejo de la disminución en el gasto público total en educación y una pérdida general en todos los factores de talento.

    "La mayoría de las principales economías hacen hincapié en el desarrollo del talento a largo plazo centrándose en la inversión y el desarrollo", destaca Arturo Bris, director del Centro de Competitividad Mundial de IMD, para quien este énfasis, sin embargo, va más allá de los aspectos puramente académicos para incluir la implementación efectiva de los aprendizajes y la formación de los empleados, lo que garantiza una alineación constante entre la demanda de talento y la oferta.

    Contador

    Lo más leído en mercado financiero