25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    Fernández asegura que una Argentina en "virtual default" primero debe crecer para poder pagar la deuda

    BUENOS AIRES, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha asegurado que el país austral se encuentra en situación de "virtual default" y deberá volver a la senda del crecimiento económico antes de poder hacer frente a la deuda, por lo que el nuevo Gobierno buscará una relación constructiva con los acreedores que permita resolver la cuestión de una deuda insostenible.

    "Necesitamos aliviar la carga de la deuda para poder cambiar la realidad, debemos volver a desarrollar una economía productiva que nos permita exportar y así generar capacidad de pago", ha afirmado Fernández en su primer discurso tras asumir la presidencia de Argentina, donde ha asegurado que el Gobierno anterior, liderado por Mauricio Macri, "ha dejado al país en una situación de virtual default".

    En este sentido, ha expresado la voluntad de su Gobierno de establecer una relación "constructiva y cooperativa" con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los demás acreedores del país, subrayando que "para poder pagar hay que crecer primero". "No hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece. Tan simple como esto", ha afirmado el presidente argentino durante la ceremonia de su asunción en el Congreso.

    Fernández ha asegurado que para devolver al país a la senda del crecimiento, el proyecto debe ser dictado por los argentinos "no por nadie de fuera con remanidas recetas", advirtiendo de que el endeudamiento del país y la inestabilidad económica dejan a Argentina "rehén de los mercados financieros internacionales".

    Por otro lado, el nuevo presidente argentino ha señalado el fuerte impacto de la fuga de capitales, desencadenada en su opinión por las medidas del Gobierno precedente, que, en lugar de generar dinamismo, han llevado al país del estancamiento "a una caída libre".

    De este modo, Fernández ha anunciado que no someterá al trámite parlamentario el proyecto de presupuestos para 2020 del anterior Gobierno, al considerar que estas cuentas no reflejan la realidad de la macroeconomía, ni las realidades sociales, ni los compromisos de deuda que realmente se han asumido.

    MEDIDAS ECONÓMICAS Y SOCIALES.

    Por otro lado, ha anunciado que su Gobierno impulsará "un conjunto de medidas económicas y sociales de distinta naturaleza que comiencen a revertir el rumbo estructural de atraso social y productivo" y que para ello convocará a distintos sectores para la "puesta en marcha de un conjunto de acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia".

    Fernández se ha comprometido en la misma línea a "proteger a los sectores más vulnerables". El presidente se ha referido en concreto a los "más de 15 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria en un país que es uno de los mayores productores de alimentos del mundo".

    "Necesitamos que toda la Argentina unida le ponga un freno a esta catástrofe social", ha reivindicado, lamentando que "uno de cada dos niños es pobre en nuestro país". "Sin pan no hay presente ni futuro. Sin pan la vida sólo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad", ha remachado.

    También ha denunciado la elevada tasa de desempleo juvenil, que afecta al 30% de los jóvenes, y ha prometido "acciones que faciliten que todos los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo laboral y cobrar por su trabajo". "La cultura del trabajo se garantiza creando trabajos formales", ha aseverado.

    Por otra parte, también se ha referido en su intervención a la justicia, en una clara alusión a los numerosos procesos abiertos que tiene su ahora vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y también otros destacados antiguos altos cargos kirchneristas.

    "Sin justicia independiente no hay república ni democracia. Hemos visto el deterioro en los últimos años. Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias, inducidas por quienes gobiernan y silenciadas por cierta complacencia mediática. Nunca más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, por operadores y linchamientos mediáticos", ha proclamado.

    Para leer más