27 de junio de 2019
12 de julio de 2016

El FMI reclama a Francia reformas adicionales del mercado laboral

WASHINGTON, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La recuperación de la economía francesa se está "solidificando", lo que llevará al país galo a crecer un 1,5% este año y el siguiente, aunque el mercado laboral sigue representando un obstáculo clave para el crecimiento de la segunda mayor economía de la eurozona, según advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI), que reclama al Gobierno francés medidas adicionales para estimular la creación de empleo.

El consejo ejecutivo del FMI destaca la continuada recuperación de la economía francesa, aunque advierte de un incremento de los "riesgos a la baja", entre los que cita una potencialmente prolongada incertidumbre en Europa tras el resultado del referéndum británico.

"El mercado laboral sigue siendo un obstáculo clave para el crecimiento, donde se prevé que el desempleo estructural seguirá siendo elevado en ausencia de medidas adicionales", apunta la institución en su último informe anual sobre la economía francesa.

De este modo, con vistas a alcanzar una reducción perdurable del desempleo y de la deuda pública en un contexto de crecimiento débil a medio plazo, la directiva del FMI alienta a las autoridades a perseverar en las reformas para reconstruir amortiguadores fiscales, revivir la creación de empleo e impulsar la competitividad y la productividad.

En este sentido, el consejo ejecutivo del FMI recomienda a las autoridades francesas adoptar medidas para impulsar la búsqueda de empleo dentro del sistema de protección social, reformar la fórmula de salario mínimo, así como adaptar la educación y formación a las necesidades del mercado laboral.

Asimismo, con el fin de impulsar la creación de empleo en el sector privado, el FMI pide mantener el impulso reformador del mercado de productos, aliviando la regulación para 'start-ups' y autónomos, así como una mayor apertura de las profesiones reguladas.

FRENO EN LOS AJUSTES.

Por otro lado, el FMI señala en su informe que el proceso de ajuste fiscal estructural "se está ralentizando" y reclama un mayor esfuerzo para mantener estable el gasto público en términos reales, lo que facilitaría el cumplimiento de las metas fiscales a medio plazo y una reducción duradera de la deuda pública.

De hecho, en sus últimas proyecciones, los técnicos del FMI contemplan que el déficit presupuestario de Francia alcanzará el 3,3% del PIB en 2016 y bajará al 3% un año después.

Por su parte, las previsiones del FMI contemplan que la deuda bruta de Francia se situará este año en el 97,1%, desde donde subirá al 97,9% el próximo año.

Para leer más