26 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 29 de abril de 2016

    Unos 7.600 millones de euros salieron de España en febrero, diez veces más que un año antes

    Unos 7.600 millones de euros salieron de España en febrero, diez veces más que un año antes
    EUROPA PRESS

    MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

       Unos 7.600 millones de euros salieron de España en febrero en forma de compra de activos, desapalancamiento y desinversiones, diez veces más que los 700 millones que se retiraron del país el mismo mes del año anterior, según la balanza de pagos que publica el Banco de España.

    La salida o entrada de capitales es un saldo que resulta de tener en cuenta lo que los residentes españoles invierten fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España en ese mismo periodo.

    Según explica el Banco de España, estos flujos están condicionados por el efecto de las políticas monetarias del Banco Central Europeo, que provoca un "exceso de liquidez" que se filtra hacia el exterior, aumentando las inversiones de los españoles y reduciendo su endeudamiento.

    En el desglose de los datos, los 7.600 millones que salieron los inversores de España en febrero se explican, sobre todo, por la salida de 21.400 millones en inversiones de cartera y también por los 2.600 millones que se retiraron por inversiones directas.

    En cambio, en otras inversiones (préstamos, repos y depósitos) entraron en el país 15.900 millones de euros y en derivados financieros llegaron otros 500 millones. De esta forma, la posición neta deudora del Banco de España frente al exterior registró en febrero un aumento de 13.000 millones de euros.

    En el acumulado en los dos primeros meses del año, se invirtieron en España 8.400 millones de euros, ya que solamente en enero se realizaron inversiones por 16.000 millones, lo que contrasta con la salida de 7.600 millones en febrero.

    En el conjunto de 2015 salieron de España más de 70.000 millones de euros, después de que los inversores trajeran al país 5.600 millones en 2014 y 73.600 millones de euros en 2013, coincidiendo con la mejora de la economía española y la mayor confianza en la misma.