19 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

Pizarro sostiene que "estamos saliendo de la crisis", pero Europa no va a la velocidad que exigen los mercados

Opina que España ha "perdido la oportunidad" de "repensar" el Estado del Bienestar porque "lo gratis no puede funcionar en ningún sitio"

Pizarro sostiene que "estamos saliendo de la crisis", pero Europa no va a la velocidad que exigen los mercados
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El adjunto a la presidencia de El Corte Inglés, Manuel Pizarro, ha asegurado que "es verdad que estamos saliendo de la crisis", pero ha lamentado que Europa "no va a la velocidad que exigen los mercados, ni el mundo en general" y avanza "a trompicones", por lo que ha apostado por "más Europa, mejor Europa y mejor gobierno corporativo" europeo.

El economista y jurista se ha expresado así este miércoles en Zaragoza, donde ha pronunciado la conferencia 'La salida de la crisis', en el Foro Cope Aragón, que se ha celebrado en la sede de CaixaForum, y en el que ha estado acompañado por el presidente de las Cortes autonómicas y del Partido Aragonés, José Ángel Biel.

Según ha defendido, en Europa debería haber "menos regulación" porque "cada vez que se hace una Directiva se ponen más trabas, que es más coste, y al final el empresario se va". Además, ha criticado el "tratamiento desigual" a la banca española respecto a otras como la alemana, francesa o italiana.

"Se le ha puesto un sobrecoste de rigor" y eso ha llevado a que España "se haya deshecho de medio sistema financiero, para mí muy querido como es el sistema de cajas", cuando "se podía haber hecho bien, con cuidado" ya que "tener o no sistema financiero propio en las comunidades autónomas no es ninguna broma", ha recalcado.

Pizarro ha sostenido que el origen de la crisis ha sido triple y una de las causas ha sido "la falta de gobierno corporativo" en Europa, mientras que otra es la crisis financiera internacional "por exceso de endeudamiento", por lo que la ha denominado una "crisis de ricos", en la que "la gente ha vivido por encima de sus posibilidades" y las entidades financieras "se han engañado a sí mismas y a los clientes", algo que finalmente ha llevado a "la contracción del crédito y de la liquidez".

En este punto, ha advertido de que hasta ahora "no se han puesto los mecanismos para que no se vuelva a repetir" esta situación y "no ha habido ejemplaridad en las sanciones" porque a pesar de que las cuentas "han ido mal" los responsables "no han devuelto los 'bonus'".

Igualmente, se ha mostrado partidario de favorecer la liquidez como están haciendo el Banco Central Europeo y la Reserva Federal, pero ha apostillado que hay que fijar precio al dinero, que son los intereses, porque de lo contrario "se volverá a producir la burbuja".

COMPETITIVIDAD

Pizarro ha estimado que la tercera causa de la crisis ha sido la falta de competitividad española y la situación de "inliquidez", puesto que "desde hace diez años bancos y cajas han contado con más créditos que pasivo y han tenido que salir al mercado a pedir dinero y no se lo han dado, por lo que el mercado se ha quedado contraído".

LAMENTA LA PÉRDIDA DE 40 CAJAS DE AHORROS.

Por otra parte, ha aportado varias recetas para mejorar la situación, una de ellas relativa al sistema financiero español que ha reconocido que "hemos arreglado", aunque a su entender "mal", porque si bien "lo que queda sigue vivo, hemos perdido 40 cajas" por el camino por "impericia de unos gobernantes que no quisieron ver la crisis", ya que de hacerlo "se podría haber puesto liquidez al sistema y haber hecho las cuentas bien".

Además, ha indicado que se puede producir "un fenómeno de exclusión financiera" porque "cuando se le aprieta mucho a la banca coge los clientes que le dan dinero" y no se debe producir "exclusión territorial y social" en este ámbito ya que, entonces, "¿dónde cobra la gente la pensión o los recibos?", se ha cuestionado.

LA ENERGÍA, EL DOBLE DE CARA EN ESPAÑA

El segundo campo de acción es el de la competitividad energética, cuando en España "tenemos la energía el doble de cara que los competidores", y esto ha llevado "a intentar bajar los sueldos" para ofrecer productos más baratos. En este sentido, ha mencionado la técnica de la fractura hidráulica o fracking, que ha hecho a Estados Unidos "conseguir la energía un tercio más barata".

El tercer elemento que ha mencionado es "la gran palanca de futuro que es la educación", en la que habría que incidir cuando antes, ha dicho, y el cuarto "la organización jurídica".

En este punto, además de referirse a las "tensiones nacionalistas", ha apuntado que el sistema "es caro", "hay un déficit estructural" y "nos ha faltado repensar qué deben y no deben hacer las administraciones públicas", para defender que "no hay que quitar la paga a los funcionarios, que es lo más fácil", sino "optimizar" el gasto como consecuencia de que "se hayan optimizado los servicios tras analizar qué tienen que dar las Administraciones públicas".

REPENSAR EL ESTADO DEL BIENESTAR

Pizarro ha sostenido que "hemos perdido la oportunidad de repensar el Estado del bienestar, que es lo más caro", para comentar que "no digo no darlo", pero sí que "lo gratis no puede funcionar en ningún sitio" y "lo que no se valora, la gente hace mal uso de ello".

En su opinión, "no puede ser que en cada casa española haya una farmacia gratis", "ni que el coste de una plaza en la Universidad Autónoma sea de 12.000 euros y el estudiante pague 1.500, ni becar al cien por cien de la gente" y sí "a los más listos, más estudiosos o a los que tienen menos dinero", pero "no al que no va a clase".

También se ha referido a la necesidad de "repensar" el sistema de pensiones y de las incapacidades temporales o permanentes, para indicar que "el Estado es un colchón de solidaridad", pero "si no se aprovecha la crisis" para mejorar, "estaremos preparando la siguiente crisis".

CATALUÑA: "LA CONSTITUCIÓN SE PUEDE REFORMAR"

Pizarro ha apelado a la Constitución y a su título octavo, por el que se crean las comunidades autónomas, tras ser preguntado por el referéndum independentista de Cataluña. "Aplíquese la norma que hay prevista, póngase a la gente en su sitio" y atiéndase las diferencias "dentro del marco constitucional", para considerar que también la Carta Magna se puede reformar y para ello hay unos "trámites previstos".

Además, ha señalado que habría que acercarse a las necesidades de las personas y "ver qué problemas tienen, si se pueden resolver y si se ha hecho un mal uso de instituciones", de leyes o del Fondo de Cooperación Interterritorial.

En otro orden de cosas, Pizarro ha descartado volver a la política. "Estoy con mis nietos" y "cuando tienes que llamar a los reservistas, mal asunto", ha comentado, para aclarar, no obstante, que está a disposición "para aconsejar y acompañar".