1 de abril de 2020
29 de abril de 2019

El resultado del 28A no desviará a España de su robusto rumbo económico, según analistas

El resultado del 28A no desviará a España de su robusto rumbo económico, según analistas
MARTA FERNÁNDEZ JARA - EUROPA PRESS

Sigue en directo y minuto a minuto todo sobre las elecciones

El PSOE remonta desde su peor resultado histórico

Elecciones 2019: Estos son los posibles pactos tras el 28A

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El resultado de las elecciones generales en España no tendrá un impacto significativo en la trayectoria fiscal y económica del país, que seguirá creciendo más que la zona euro, ni supondrá una fuente de volatilidad aunque las negociaciones para formar Gobierno puedan prolongarse, según señala el consenso de analistas consultado por Europa Press.

En este sentido, la agencia canadiense DBRS considera que el resultado electoral "no tendrá impacto significativo en la trayectoria fiscal y económica del país", añadiendo que la actividad seguirá creciendo de forma robusta, superando la expansión prevista en 2019 y 2020 para la media de la zona euro.

Así, el banco británico Barclays destaca que los mercados probablemente reaccionarán con tranquilidad al resultado, apuntando que el lado positivo para España sigue siendo el crecimiento, que en 2019 superará a otras grandes economías del euro, como Alemania o Italia.

Por su parte, Matt Siddle, gestor de fondos de renta variable europea de Fidelity, cree que el resultado de estas elecciones probablemente obligará a formar un Gobierno de coalición inusual, de nuevo con los independentistas, pero subraya que "es improbable que se produzcan cambios acusados en el rumbo del país y las perspectivas económicas".

De hecho, Andrea Iannelli, director de inversiones del área de renta fija de Fidelity confía en que este resultado no será una fuente de volatilidad, añadiendo que la entidad, que había recortado su exposición a largo plazo a la deuda española durante las últimas semanas, se plantea ahora incrementarla si surge la oportunidad.

De su lado, Stephanie Kelly, economista política de Aberdeen Standard Investments, sostiene que la economía española ha resistido bien en este período de desaceleración y las reformas estructurales que se pusieron en marcha después de la crisis "deberían apoyar este crecimiento", a pesar de que, ante la complejidad que puede representar para el PSOE encontrar socios más allá de Ciudadanos, las negociaciones para formar Gobierno "probablemente se prolonguen en el tiempo para tratar de encontrar al menos una coalición informal".

En esta misma línea, los analistas del banco británico Barclays apuestan por que "formar una coalición llevará tiempo", añadiendo que las elecciones europeas del próximo 26 de mayo, además de los comicios municipales y regionales, probablemente retrasarán las conversaciones, por lo que la entidad británica no espera un nuevo Gobierno en España antes de "junio o julio".

"Las elecciones regionales y locales son de particular importancia porque gran parte del poder político y del control del gasto público se produce a nivel regional y en las grandes ciudades", señalan desde Barclays, añadiendo que el juicio a los líderes separatistas catalanes, cuyo veredicto se espera para junio o julio, podría pesar en la postura final de los partidos nacionalistas.

DBRS coincide en esperar que la formación del nuevo Gobierno "llevará algún tiempo", teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones europeas y municipales, manejando como alternativa más probable un Gobierno del PSOE con apoyo de UP y partidos pequeños.

En este sentido, la agencia canadiense advierte de que esta opción podría conllevar mayor gasto público financiado con subidas de impuestos, así como cierta reversión de reformas estructurales, lo que podría exacerbar la desaceleración de la economía, aunque apuesta por que los partidos respetarán las reglas fiscales impuestas por la UE.

En cuanto a una posible alianza con Ciudadanos, la agencia cree que esta sería la opción con una política fiscal mejor vista por las empresas y con reformas económicas para abordar los retos económicos de España, aunque admite que se trata de una alternativa menos probable.

A su vez, los analistas de Barclays apuntan que si las conversaciones para una alianza de izquierdas fracasasen podría entonces producirse una coalición más favorable para los mercados como la que formarían PSOE y C's, algo que la entidad británica no descarta completamente, a pesar de lo dicho por los candidatos durante la campaña electoral, subrayando las presiones de votantes moderados y empresas para evitar nuevas elecciones u opciones menos favorables.