26 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 15 de febrero de 2008

    RSC.- Cantabria seguirá aplicando "con rigor" la normativa de emisiones e incoará expedientes "cada vez que se supere"

    El expediente abierto a Viscocel demuestra "que todavía hay mucho que hacer" en el control de la contaminación atmosférica de Torrelavega

    SANTANDER, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, explicó hoy que su departamento está "aplicando la ley con rigor", en relación con el expediente sancionador abierto por la Dirección General de Medio Ambiente a la empresa Viscocel por superar los límites de emisión a la atmósfera, y aseguró que su departamento "seguirá vigilante" y "actuará" incoando expedientes sancionadores "cada vez que se supere la normativa", en lo que calificó como "una práctica de transparencia administrativa".

    Martín, a preguntas de los periodistas, señaló que la legislación medioambiental "no es elástica" y las administraciones deben "dibujar dónde está esa raya de forma clara", algo que el Gobierno regional está haciendo "especialmente" en la Cuenca del Besaya, porque es "un lunar tan negro tan grande que se ve desde Bruselas".

    Aseguró que Cantabria tiene ahora "buenos medios para controlar la contaminación", como la posibilidad de efectuar medidas de contaminación del aire en tiempo real. "Si tenemos una ley que marca lo que se puede y no se puede hacer y unos medidores que indican lo que hacen las empresas, cuando éstas hacen lo que no se puede, se incoan expedientes sancionadores", advirtió.

    VISCOCEL.

    El expediente abierto a Viscocel S.L.U., ubicada en Torrelavega y perteneciente al grupo Sniace, es "un dato más" que "induce a pensar" al consejero que "todavía hay mucho que hacer en el control de la contaminación atmosférica de Torrelavega".

    No obstante, destacó que los índices de contaminación del último año demuestran que la situación de contaminación de Torrelavega "ha mejorado mucho".

    El expediente supone una multa económica para Viscocel, que dependerá de la "transcendencia" de los hechos y que valorarán los técnicos, pero también "un toque de atención" ante la proximidad del 30 de abril, fecha límite de la Unión Europea para que las empresas "hagan lo que tienen que hacer", valoró Martín.

    Dicho expediente se basa en las inspecciones que realizaron funcionarios de la Consejería de Medio Ambiente el 17 de octubre y 27 de noviembre de 2007, que arrojan superaciones en el límite establecido por la normativa vigente de emisiones a la atmósfera de 20 kilogramos de azufre por tonelada de producción, llegando en algunos casos a más de 50 kilogramos de azufre por tonelada, más del doble de lo permitido.

    La recientemente aprobada Ley 34/2007 de Calidad del Aire y protección de la atmósfera establece la obligación de los titulares de las instalaciones potencialmente contaminadoras de la atmósfera de respectar los valores límite de emisión establecidos, y posibilita al Órgano Ambiental la imposición de sanciones si se superan dichos límites.