26 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

RSC.- FAO alerta de la necesidad urgente de establecer derechos de pesca para salvaguardar los recursos naturales

"Un uso más extendido de estos derechos ayudaría a resolver el problema de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada"

MADRID 27 (EUROPA PRESS)

Con motivo de la celebración esta semana en Australia de la conferencia internacional sobre gestión de la pesca 'Sharing the Fish 2006' (Compartir la pesca), que se celebra desde hoy y hasta el día 2 en Fremantle, (Australia occidental), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) subrayó la necesidad de que los Gobiernos establezcan reglas "claras y equitativas" que regulen el acceso a los recursos pesqueros.

En un comunicado, recuerdan que desde hace tiempo "se sabe con certeza que los recursos pesqueros son limitados y que es necesario poner un límite a las capturas". "También está claro que no pueden dedicarse a pescar todos los que quieran, y que hay que restringir el acceso a la pesca", advirtió en este sentido el subdirector general de la FAO y responsable de su Departamento de Pesca, Ichiro Nomura, durante la apertura de la conferencia.

"Lo que necesitamos son mecanismos que determinen claramente quién puede pescar y qué pueden pescar: un sistema de derechos de pesca otorgados a las personas indicadas, ya sea como individuos, como colectivo o como comunidad", explicó Nomura.

A su juicio, "la concesión de derechos de pesca significa a menudo tomar decisiones dolorosas sobre quién puede pescar y quién resulta excluido", pero "nos encontramos en un punto en el que es absolutamente necesario afrontar el tema".

CONCILIAR ECONOMIA Y CONSERVACIÓN

Los derechos de pesca determinan habitualmente qué especies pueden ser pescadas, dónde y cuándo, y en qué cantidad, pero "los detalles específicos de estos derechos y la forma en que son asignados dependen en gran medida del contexto local".

"Los poseedores de los derechos deben tener un interés personal en gestionar los recursos pesqueros de forma responsable", apuntó Nomura. Los derechos de pesca, en realidad, "hacen conciliar el interés económico con el de conservar los recursos", explicó. Según el responsable de la FAO, este enfoque "incentiva a aquellos que detentan los derechos a proteger los recursos pesqueros, evitando la sobrepesca o su degradación".

Nomura indicó también que existen muchos enfoques para abordar la cuestión de los derechos de pesca, y que "no existe una solución única y válida para todos los casos". "La utilidad de los derechos de pesca dependerá del contexto en el que sean aplicados y en la forma en que sean concebidos", añadió.

Según datos del último estudio realizado por la FAO a nivel mundial sobre las reservas ícticas en su estado natural, de las casi 600 especies comerciales examinadas, el 52% se encuentra explotado a su límite máximo, mientras que el 17% se encuentra sobrexplotado, el 7% y un 1% recuperándose tras una fase de agotamiento. Del resto, un 20% de las reservas se encuentra moderadamente explotado, mientras que solamente un 3% pueden calificarse como de escasamente explotado.

"Un uso más extendido de los derechos de pesca ayudaría a resolver el problema de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, así como las disputas sobre el acceso a los bancos pesqueros", según la FAO. De hecho, la aplicación de los derechos de pesca "ya está funcionando con éxito en diversas zonas pesqueras del mundo".

Durante la apertura del acto hoy, intervinieron también el ministro australiano de Pesca, Bosques y Conservación de los recursos, Eric Abetz, así como el director general del ministerio de Pesca de Nueva Zelanda, John Glaister.

El evento está organizado por el Departamento de Pesca de Australia occidental, con el apoyo del Departamento australiano de Agricultura, Pesca y Bosques, el ministerio neozelandés de Pesca y la cooperación técnica de la FAO.