19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    RSC.- El Hospital Sierrallana reducirá el consumo de papel como contribución a la lucha contra el cambio climático

    El año pasado utilizó 26,7 toneladas, para cuya fabricación se necesita talar miles de árboles y consumir mucha agua y energía

    TORRELAVEGA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Hospital Sierrallana, perteneciente al Servicio Cántabro de Salud (SCS), ha iniciado una campaña para difundir entre sus trabajadores las buenas prácticas en el uso del papel con el objeto de reducir su consumo. El año pasado consumió 26,7 toneladas, 5 más que en 2005.

    Se trata de una de las propuestas de las comisiones de Sostenibilidad y Medioambiental del centro en materia de responsabilidad social, denominada 'Lucha contra el cambio climático', y que forma parte de los actos programados en el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebrará mañana, 5 de junio, con el lema 'CO2 deja el hábito. Hacia una economía baja en carbono'.

    Según informó el Gobierno, con este mismo objetivo se ha programado también la exposición 'Clarity' sobre el cambio climático y la obra 'Versos Biodiversos', de La Machina Teatro.

    De acuerdo con los datos técnicos, para la fabricación de una tonelada de papel son necesarios, como media, la tala de 20 árboles, y el consumo de 400.000 litros de agua y 7.500 kw de energía, con lo que se generan además 2.500 kilos de residuos.

    La campaña que ahora se emprende trata de reducir, reutilizar y reciclar en lo posible el consumo de papel y de cartón a través de un decálogo de buenas prácticas. Se desarrollará a través de sensibilización e información, y de la medición de los resultados.

    Para ello, se aconseja imprimir sólo los documentos necesarios (el resto, en formato electrónico); utilizar cuerpos de letra más pequeños para que ocupe menos espacio; emplear las dos caras del papel; compartir documentos, y fotocopiar a doble cara.

    También se recomienda usar como borrador, por las dos caras, las hojas impresas sólo por una; reutilizar los embalajes de cartón cuando sea posible, y eliminar el papel en el contenedor específico para su posterior reciclaje.

    OTRAS ACTUACIONES.

    La celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en el Hospital Sierrallana se completa con la exposición 'Clarity' sobre el cambio climático y la representación de 'Versos Biodiversos', por La Machina Teatro, compañía profesional desde 1991, y con una amplia producción y premios en su carrera. Estas dos actividades están patrocinadas por la Consejería de Medio Ambiente.

    La exposición se compone de una colección de 17 carteles sobre los impactos, las causas y las posibles soluciones al problema del cambio climático. Se puede visitar hasta el 15 de junio y está instalada en la primera planta del centro (pasillo de Administración). El proyecto 'Clarity' --Acción educativa por el clima-- pretende paliar los efectos del cambio climático, promoviendo el conocimiento del fenómeno y hacerle frente.

    Por su parte, la obra teatral tiene como objetivo despertar la sensibilidad hacia la diversidad natural a través de la diversidad de la naturaleza humana, presentando la variedad de la vida en todas sus formas, niveles y combinaciones. Se representará mañana en el salón de actos del hospital a las 18.00 horas.

    CAMPAÑAS.

    Esta iniciativa es la primera de una serie de campañas, previstas para los meses de octubre y noviembre, relacionadas con las buenas prácticas en la gestión de los residuos biosanitarios y con el consumo de agua y energía. Van dirigidas no sólo al personal del hospital, sino también a los pacientes que se encuentran ingresados, a sus acompañantes y a la sociedad en general.

    Antes de comenzar cada una de ellas, se ha hecho un análisis de situación y se han propuesto acciones de mejora en aspectos estructurales. Por otro lado, se establece el seguimiento de una serie de indicadores para poder comprobar, posteriormente, la eficacia y sus resultados.

    El cambio climático constituye uno de los grandes retos de este siglo, con notables dimensiones científicas, tecnológicas, políticas y sociales, y los ciudadanos juegan un papel esencial. Los españoles, de hecho, son responsables directos del 30 por ciento de las emisiones de CO2 producidas por el consumo de energía.