17 de octubre de 2019
10 de abril de 2008

RSC.- Neiker-Tecnalia inaugura en Derio (Bilbao) un invernadero climatizado con energías alternativas

BILBAO, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Neiker-Tecnalia inauguró hoy, en sus instalaciones de Derio (Bilbao), un invernadero climatizado con energías alternativas, lo que permite reducir costes y mejorar la eficiencia energética de los cultivos. La iniciativa combina, por primera vez, una caldera de biomasa con paneles solares termodinámicos para la producción bajo invernadero.

Según informó Tecnalia, este sistema consigue climatizar los invernaderos de una forma "más económica y respetuosa con el medio ambiente", ya que no se utizan combustibles derivados del petróleo ni gas para lograr la temperatura óptima de los cultivos.

En total, se ha invertido un presupuestos de 300.000 euros en este proyecto, inaugurado hoy por el consejero de Agricultura, Pesca y Alimentación, Gonzalo Sáenz de Samaniego.

Neiker-Tecnalia ha combinado, por primera vez, una caldera de biomasa, que utiliza madera y otros residios orgánicos como combustible, y placas solares termodinámicas, con el objetivo de realizar ensayos de eficiencia energéticas para cultivos intesivos bajo invernadero.

El proyecto tiene como objetivos reducir costes, teniendo en cuenta el "alto precio" de los carburantes tradicionales, y mejorar el rendimiento de los cultivos para poder cosechar durante todo el año productos de temporada.

La caldera de biomasa instalada produce 400kw de potencia y es, hasta el momento, la más grande empleada para climatización de invernaderos. El proyecto utiliza, por primera vez, paneles solares termodinámicos para este tipo de cultivo. La combinación de ambas energías sirve, según indicaron sus responsables, para calentar agua que circula por unos tubos situados a unos centímetros sobre el suelo.

"Se consigue así una temperatura óptima dentro del invernadero, con el objetivo de que las plantas se encuentren como en época natural de producción y den frutos constantemente", explicaron.

Asimismo, indicaron que lograr un menor gasto en consumo y disponer de cultuvos de temporada durante todo el año reduce "considerablemente" el precio del producto final y, de esta forma, podría competir con productos provenientes de otras zonas "cuando aquí no es temporada".

En el invernadero de Derio, se cultivarán, en un primer momento, tomates y pimientos durante todo el año y posteriormente se ampliará el ensayo a otros productos. El nuevo invernadero no tiene tierra en el suelo, sino que funciona con el llamado "suelo hidropónico" o "cultivo sin suelo", en el que las plantas se colocan sobre sustrato.

Desde Neiker-Tecnalia explicaron que, en el País Vasco, las explotaciones bajo invernadero "no suelen ser muy extensivas, ya que resulta muy caro su mantenimiento, por lo que algunas se cierran y otras cambian de cultivos". Con este "experimento", se pretende "un máximo aprovechamiento de la producción y con el menor coste posible, primando además la calidad de los cultivos", destacaron.

El proyecto de climatización de invernaderos se engloba dentro de un conjunto de inversiones de más de un millón y medio de euros llevado a cavo por Neiker-Tecnalia para la ampliación de infraestructuras en su sede de Derio, en el que se incluye un nuevo laboratorio de Sanidad Animal.