5 de agosto de 2020
1 de febrero de 2018

El sector manufacturero español continúa mostrando su buena salud, con el empleo en máximos, según PMI

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ritmo de expansión del sector manufacturero español se ha atenuado ligeramente en enero frente al de diciembre de 2017, si bien, la producción manufacturera volvió a aumentar "intensamente", indicando un nuevo y marcado repunte mensual de la salud de la industria, según la lectura principal de índice PMI elaborado por IHS Markit.

En concreto, el índice PMI se situó en 55,2 en enero, descendiendo desde el 55,8 registrado en diciembre. Esta medida proporciona una indicación del comportamiento del sector manufacturero, derivada de los subíndices de nuevos pedidos, de producción, de empleo, de plazos de entrega de proveedores y de stocks de compras.

"El sector manufacturero español comenzó el año nuevo de modo similar al de fines del año pasado, con un sólido crecimiento de los nuevos pedidos que desencadenó intensos aumentos de la producción y del empleo", señaló el director asociado de IHS Markit, Andrew Harker, que sugiere que las firmas no tienen grandes motivos para dudar de la sostenibilidad de la recuperación actual dada la marcada mejora de la confianza empresarial.

En este sentido, el incremento de la producción se vinculó principalmente al aumento de los nuevos pedidos recibidos y generó el quinto mes consecutivo de incremento de los stocks de productos terminados.

Asimismo, el aumento de las necesidades de producción, los esfuerzos por reforzar las existencias y la preparación para nuevos aumentos para cargas de trabajo alentaron a los fabricantes a contratar personal adicional. La tasa de creación de empleo fue intensa y apenas ligeramente más débil que la de diciembre.

La tasa de inflación de costes se incrementó en enero y, de hecho, se situó en su nivel más alto desde marzo de 2017. Los encuestados mencionaron el aumento del precio del crudo y de la gasolina, además del alza en el coste de ciertas materias primas como el acero. Como respuesta a este crecimiento de las cargas, las empresas aumentaron sus precios de venta.