13 de diciembre de 2019
21 de noviembre de 2019

El Tesoro coloca 3.550 millones en bonos y ofrece más rentabilidad a 10 años

El Tesoro coloca 3.550 millones en bonos y ofrece más rentabilidad a 10 años
Billetes y monedas. - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tesoro Público ha captado este jueves 3.549,37 millones de euros en una nueva subasta de bonos y obligaciones, dentro del rango medio previsto, y lo ha hecho elevando la rentabilidad ofrecida a 10 y 50 años y cobrando menos a los inversores por el bono a cinco años.

La demanda conjunta de las tres referencias subastadas este jueves ha superado los 7.000 millones de euros, el doble de lo finalmente adjudicado, lo que demuestra que los mercados siguen confiando en los títulos españoles de deuda pública.

En concreto, el Tesoro ha colocado 540 millones de euros en el bono a cinco años, frente a unas peticiones por importe de 2.595 millones, y el interés marginal se ha situado en el -0,101%, menos negativo que el -0,290% ofrecido en la subasta previa celebrada el pasado 7 de noviembre.

Asimismo, en la obligación a 10 años la demanda ha superado los 3.300 millones de euros y el importe adjudicado se ha situado en 2.153,30 millones, con una rentabilidad marginal del 0,414%, por encima del 0,301% ofrecida el 31 de octubre.

Por último, el organismo dependiente del Ministerio de Economía ha colocado 856,07 millones de euros en la obligación a 50 años, ligeramente por debajo de los 1.061 millones solicitados por los inversores, y el tipo marginal también se ha elevado hasta el 1,637%, superior al 1,464% de la emisión del pasado 30 de julio.

Con la subasta de este jueves, el organismo concluye el calendario de emisiones previsto para el mes de noviembre y no volverá a los mercados hasta el martes 3 de diciembre, con una nueva subasta de letras a corto plazo.

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, anunció a primeros de septiembre la reducción en 10.000 millones de euros adicionales la emisión neta del Tesoro para 2019. Esta reducción junto con la de 5.000 millones anunciada en abril, permitirá que la emisión neta este año sea la menor desde 2007, al situarla en 20.000 millones de euros.

La emisión bruta prevista se reduce también en la misma cuantía, situándose por primera vez desde 2011 por debajo de 200.000 millones de euros. Concretamente, la emisión bruta prevista ascenderá a 194.525 millones de euros, un 8,7% menor que la de 2018.

Contador

Lo más leído en mercado financiero