29 de octubre de 2020
29 de enero de 2020

Agricultores se concentran para pedir precios justos frente a Agroexpo, donde se viven momentos de tensión

Agricultores se concentran para pedir precios justos frente a Agroexpo, donde se viven momentos de tensión
Momentos de tensión en la manifestación a las puertas de Agroexpo - EUROPA PRESS

DON BENITO (BADAJOZ), 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Varios miles de personas se han manifestado este miércoles en la localidad pacense de Don Benito, convocados por las organizaciones agrarias para reclamar precios justos en el campo, en una protesta que se ha dirigido hacia la feria Agroexpo, en cuya entrada se han vivido momentos de tensión entre policía y manifestantes.

Las organizaciones UPA-UCE, Asaja y COAG han convocado esta manifiestación para reclamar precios justos en el campo extremeño, y que ha contado con el apoyo de partidos políticos como el PP, Ciudadanos o Unidas por Extremadura, cuyos representantes también han participado en esta protesta.

La manifestación ha llegado a las puertas de la Institución Ferial de Extremadura (Feval) donde estaba prevista la visita a la feria Agroexpo por parte del ministro de Agricultura, Luis Planas, y del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Ha sido a las puertas de Feval donde se han producido momentos de tensión, cuando algunos manifestantes han intentado saltar el cordón de seguridad establecido por la policía, lo que ha provocado algunas cargas policiales y forcejeos, así como lanzamientos de objetos o huevos.

CUATRO PERSONAS ATENDIDAS

La manifestación, que se celebrado bajo el lema 'Por unos precios justos', ha partido a las 10,00 horas desde la estación de autobuses de Don Benito, desde donde se han ido sumando participantes hasta alcanzar los 10.000, según los datos aportados por la organización.

Durante su recorrido por Don Benito en dirección a la Institución Ferial de Extremadura, donde este miércoles ha arrancado la feria Agroexpo, los participantes, tanto representantes de las organizaciones agrarias como de partidos políticos y agricultores y ganaderos llegados de todos los puntos de la región, han ido coreando lemas en defensa del campo extremeño.

La tensión se ha iniciado cuando la manifestación ha llegado a las puertas de Agroexpo y algunos manifestantes han intentado saltar el cordón de seguridad y entrar en el recinto, en el que estaba previsto que a esa misma hora visitaran la feria las autoridades, encabezadas por el ministro de Agricultura y el presidente de la Junta de Extremadura.

Es en ese momento cuando han tenido lugar algunos forcejeos entre manifestantes y agentes de la policía que conformaban el cordón policial, tras lo que se han producido algunas cargas policiales, mientras que también han caído huevos y otros objetos que han tirado algunos asistentes.

Las protestas se han saldado con cuatro personas atendidas por heridas de carácter leve en centros sanitarios del Servicio Extremeño de Salud en Don Benito, por contusiones.

En concreto, en el Hospital de Don Benito-Villanueva han sido atendidas dos personas, mientras que otras dos han acudido al Centro de Salud Don Benito Este, y todas ellas han recibido el alta hospitalaria, según han informado fuentes del Servicio Extremeño de Salud a Europa Press.

Así, y aunque en principio estaba convocada una reunión entre el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y el presidente de la Junta de Extremadura con representantes de las organizaciones profesionales agrarias convocantes de la protesta, finalmente este encuentro no ha tenido lugar en el momento previsto.

Durante el transcurso de la manifestación, el secretario general de una de las organizaciones convocantes, UPA-UCE, Ignacio Huertas, ha señalado que los agricultores quien "decir ¡Basta ya!" de la situación que sufren, con "precios de miseria, de hace 20 años en la mayoría de los sectores", mientras que tienen "costes de producción europeos", que "cada día" los suben más, lo que ha provocado una pérdida del 8,2% de la renta agraria en el último año.

Por su parte, el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, ha recalcado que el Gobierno "tiene la obligación" de fijar unos precios "mínimos y dignos" para el campo, ya que al igual que "ha sido capaz de establecer a través de un Real Decreto Ley un incremento del Salario Mínimo Interprofesional", también "tiene la obligación a través de un Real Decreto Ley de fijar unos precios mínimos y dignos para que los agricultores y ganaderos puedan seguir viviendo en los pueblos".

En ese sentido también se ha pronunciado el presidente de COAG Extremadura, Juan Moreno, quien ha reclamado que se declare la situación del campo como un "problema de Estado", debido, ha dicho, a que el sector primario es el "encargado de alimentar a los ciudadanos".

En representación de APAG Extremadura Asaja, su presidente, Juan Metidieri, ha reclamado la puesta en marcha "ya" de una mesa "urgente", en la que esté presente el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, para empezar a articular "soluciones" ante la situación de "crisis" en "todo" el sector primario extremeño.

LUIS PLANAS Y FERNÁNDEZ VARA LAMENTAN LOS INCIDENTES

Ya en el interior del recinto, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que entiende "perfectamente la situación de los agricultores y ganaderos" debido a la "volatilidad de precios", un problema que ha admitido que "no es sencillo" y no ocurre únicamente en España, sino también en otros países de Europa.

Y es que, según ha reafirmado el ministro, "ni la administración autonómica ni la nacional puede fijar ningún precio", aunque sí ha planteado medidas "tanto desde el punto de vista climático, y para eso está el seguro agrario", como el punto de vista económico, "fomentando las medidas de regulación".

En cuanto a las protestas de los agricultores en el exterior de Feval, Luis Planas ha señalado que respeta "plenamente no solo el derecho de manifestación sino de libre expresión", aunque a su juicio "no debe conllevar ninguna actitud ni violenta ni coactiva frente a nadie".

"Todo el mundo tiene derecho a expresarse libremente, y nosotros respetamos ese derecho a la expresión", aunque a juicio del ministro, "los problemas se solucionan dialogando, negociando y trabajando juntos".

También se ha pronunciado en ese sentido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha mostrado su "absoluto respeto" por estas protestas, tras lo que ha ofrecido al sector "retomar el diálogo", que a su juicio es "la única vía de solución de los problemas" y "la única manera de poner encontrar respuesta a las preocupaciones".

Para leer más