13 de noviembre de 2019
4 de septiembre de 2009

Agro.- Llena reconoce que el sector atraviesa una "situación delicada"

LLEIDA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Agricultura, Joaquim Llena, afirmó hoy que el sector agrario afronta un "inicio de curso con en situación delicada y compleja, aunque no nueva, en el marco de una situación de crisis" y planteó la necesidad de recuperar los mecanismos de intervención de la Unión Europea que ayudan a mantener los precios.

Llena citó como los sectores más tocados la leche, la fruta, el vino y los frutos secos y mencionó entre los que aguantan al porcino, la avicultura, o el bovino.

A la hora de poner remedios, el conseller descartó cualquier iniciativa dirigida a una ley de márgenes comerciales que en muchas ocasiones ha pedido el sector y que ningún país tiene.

Desde su punto de vista lo que hay que hacer es buscar mecanismos de precios en origen justos y para ello la administración puede dar transparencia al mercado y que se cumpla la legalidad vigente.

"Que los productos frescos no se tienen que pagar a más de treinta días y que no se puede vender por debajo del precio de coste y aquí la administración tenemos que hacer más incidencia", dijo Llena que precisó que cuando hablaba de administración se refería "al conjunto de administraciones y departamentos de la Generalitat, no sólo Agricutura, también el departamento que tiene responsabilidades de comercio y de consumo". "Tenemos una asignatura pendiente que nos tenemos que tomar en serio", aseveró.

Llena hizo estas declaraciones antes de reunirse con las organizaciones agrarias para analizar el seguimiento de las medidas adoptadas el 5 de agosto para ayudar a los agricultores afectados por el pedrisco de principios mes, días antes de que el Gobierno central aprobara el decreto que abría las puertas a las ayudas de Estado.

Según sus datos, las peritaciones han confirmado que el pedrisco dañó 8.659 hectáreas de fruta de un total de 15.000 hectáreas en conjunto. Se han peritado 12.000 fincas, unas 800 explotaciones. De ellas, 64 explotaciones tienen un grado de afectación "altísimo". En 48 hectáreas los agricultores tendrán que arrancar todos los árboles y los de otras 840 hectáreas se verán afectadas en un 30% en cosechas futuras.

El conseller afirmó que las peritaciones se hicieron con rapidez, "en una semana y media" y sin incidencia según Agroseguro y recordó las ayudas de su departamento, como la convocatoria extraordinaria del plan de reconversión de fruta dulce para cambiar los árboles con más daños, pendiente del informe de la asesoría jurídica de la Generalitat.

En el caso la de los agricultores que se hubieran acogido con anterioridad que ahora tengan que cambiar los árboles, Agricultura les pondrá "el contador a cero" para que puedan tener acceso a las subvenciones.

También mencionó Llena ayudas de los planes de mejora y la orden pendiente de publicar de créditos puente para los agricultores desde el momento que inician las mejoras hasta que reciben el dinero.