15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    El alcalde de Ciutadella (Menorca) dimite para eludir la moción de censura

    MENORCA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Ciutadella, Llorenç Brondo, presentó hoy su dimisión después de que Unió des Poble de Ciutadella de Menorca (UPCM) apoyara ayer la moción de censura contra él promovida por PSOE y PSM, consiguiendo de este modo la izquierda el undécimo voto necesario para forzar el cambio de gobierno y desbancar al Grupo Mixto.

    Brondo, que presidía la corporación municipal desde 2003, elude así la moción de censura que, de haber prosperado, habría otorgado la alcaldía de Ciutadella a la portavoz del grupo municipal socialista y secretaria general del grupo municipal del PSOE, Pilar Carbonero, mientras que el PSOE y el PSM habrían pasado a gobernar en minoría.

    "El hecho de no poderme dedicar totalmente a la gestión municipal y a mi responsabilidad frente a los acontecimientos que se han sucedido me han hecho tomar esta decisión", anunció el hasta ahora alcalde de Ciutadella a través de un comunicado.

    En este sentido Brondo justifica su dimisión alegando que desde el pasado mes de octubre se ha visto obligado a compaginar su trabajo particular con la alcaldía del municipio y, según señala, "la gestión de el Ayuntamiento de Ciutadella merece total dedicación". Asimismo apunta que "si en algún momento he herido los sentimientos de alguna personas, crean que no ha sido intencionadamente, si algún ciudadano se ha sentido ofendido, me ha de perdonar".

    Tras la dimisión del alcalde, se abre un periodo de 15 hábiles para convocar un pleno extraordinario y escoger un nuevo alcalde, un cargo al que tan sólo podrán aspirar los números 1 de las candidaturas que concurrieron a las pasadas elecciones.

    La incertidumbre política en Ciutadella comenzó el pasado 31 de julio, cuando Brondo y ocho de sus concejales se dieron de baja del PP, argumentando sentirse "ninguneados" por el partido, así debido a las discrepancias existentes con el concejal de UPCM, Joan Triay. "Nuestra paciencia se ha terminado", sentenciaron.