13 de agosto de 2020
13 de julio de 2020

Atlantia espera que el Gobierno italiano decida sobre sus autopistas con criterios técnicos y legales

El Ejecutivo italiano aborda este martes una eventual revocación de las vías que el principal socio de Abertis tiene en ese país

Atlantia espera que el Gobierno italiano decida sobre sus autopistas con criterios técnicos y legales
Logo de la empresa italiana Atlantia. - ATLANTIA - ARCHIVO

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Atlantia ha manifestado su "esperanza" en que la decisión del Gobierno de Italia sobre la eventual revocación de las autopistas que la compañía gestiona en el país se tome "exclusivamente" a partir de criterios "legales, técnicos, sociales y económicos".

La compañía controlada por la familia Benetton y principal accionista de la española Abertis pide así que deje al margen cuestiones políticas al Ejecutivo, al que también insta a tener en cuenta la relevancia industrial de una empresa a sus 7.000 trabajadores, sus 17.000 inversores y sus acreedores.

Así lo manifestó el grupo de concesiones italiano en un comunicado emitido la víspera de que este martes el Gobierno de Italia acuerde una eventual revocación de las autopistas que la compañía explota en el país a través de contratos de concesión.

La posible pérdida de concesiones de Atlantia en su país deriva del desplome del puente de una autopista en Génova en el verano de 2018 y de las dudas que posteriormente se suscitaron sobre el mantenimiento de las vías de pago.

Atlantia, a través de su filial Autostrade, es el primer operador de autopistas de Italia, dado que gestiona en concesión siete vías que suman unos 3.250 kilómetros de longitud.

La compañía, además de en España a través de Abertis, está también presente en el sector de las autopistas y los aeropuertos en 24 países, fundamentalmente de Latinoamérica y Europa.

En su comunicado, Atlantia detalla la carta que envió al Gobierno de su país el pasado sábado, con las propuestas que 'in extremis' ofrecía para sortear la pérdida de las autopistas.

MAS INVERSIÓN Y NUEVOS SOCIOS.

Así, la firma ofrecía elevar hasta 3.400 millones de euros, desde los 2.900 millones iniciales, su compromiso de inversión para reconstruir el puente hundido en Génova y mejorar el resto de vías del país.

Atlantia también se ofrecía a reducir su participación en Autostrade y dar entrada en su capital a otros inversores para financiar este plan de inversión.

Además, la empresa se avenía tanto a aceptar el nuevo sistema de tarifas de peaje como a modificar el contrato de concesión. No obstante, rechazaba la posibilidad de que el Gobierno de Italia quedara exento de cualquier responsabilidad que derive en los tribunales por el derrumbe del puente de Génova.

En este sentido, Atlantia considera que "cada parte debe asumir cualquier responsabilidad, si así se determina, en función de su papel, el de Administración concedente y el de concesionario", indica la empresa en su carta al Gobierno y su comunicado.

Por último, la compañía expresa su "esperanza" de que el Gobierno deje al margen cualquier aspecto político y tome la decisión sobre el contrato de concesión de las autopistas italianas "exclusivamente" a partir de criterios "legales, técnicos, sociales y económicos" y teniendo en cuenta "la trayectoria industrial del grupo y el interés de sus 7.000 trabajadores, 17.000 pequeños inversores accionistas y sus acreedores".

Atlantia hace pública su carta al Gobierno después de que el primer ministro, Giussepe Conte, calificara la propuesta que contiene como "una respuesta en gran medida insatisfactoria" y que, por tanto, llevaría "la cuestión de la revocación al Consejo de Ministros", según informa 'Il Sole 24 Ore'.

De esta forma, el Gobierno italiano prevé resolver este martes sobre la eventual revocación del contrato de concesión de las autopistas de Italia.

Esta previsión llevó a que Atlantia, que tiene convocado un consejo de administración extraordinario también para este martes, se desplomara un 15% en la sesión de la Bolsa de Milán.