18 de junio de 2019
22 de agosto de 2016

Los bancos centrales en el punto de mira de los mercados con la Fed a la cabeza

Los bancos centrales en el punto de mira de los mercados con la Fed a la cabeza
REUTERS

MADRID, 22 Ago. (EDIZIONES) -

Agosto se apoderó del mercado durante la semana pasada. Cinco días típicamente veraniegos, en los que apenas se publicaron noticias relevantes y los volúmenes de negociación se mantuvieron realmente bajos. Lo más relevante vino de la mano de la Reserva Federal norteamericana (Fed), Standley Fischer, gracias a las declaraciones de su vicepresidente, quien afirmó que se sigue estudiando una subida de tipos en 2016.

Los expertos consideran que esta semana la Fed, y más concretamente su presidenta Janet Yellen, se situará en el foco mediático, ya que se seguirán "haciendo cábalas" sobre la próxima subida de tipos debido a que se celebra el 'Simposio de Bancos Centrales de Jackson Hole'.

Una posible subida superior al 50% es lo que otorga el futuro, según los analistas de Bankinter, que apuntan a que esta se realizará durante la reunión de diciembre de 2016, a pesar de que durante la semana pasada todo señalaba que sería en la de marzo de 2017. Los tipos se encuentran desde diciembre en un rango entre el 0,25% y el 0,5%.

La macro también tendrá su parte de importancia durante esta semana. La Unión Europea se teñirá de indicadores adelantados. De hecho, se conocerá tanto el PMI Manufacturero como el de Servicios, la confianza del consumidor y el Ifo.

Además, también se publicarán los registros de crecimiento del segundo trimestre del año tanto de Alemania como de España. Sin embargo, los expertos consideran que al ser datos finales, "no se desviarán demasiado de lo ya publicado y su impacto será neutral".

En lo que respecta a la microeconomía, los resultados empresariales darán sus últimos coletazos en Estados Unidos. En este contexto, los analistas recomiendan no aumentar los niveles de exposición a bolsa por el momento, mientras que defienden el atractivo de compañías con visibilidad de ingresos, balances saneados y rentabilidades por dividendo atractivas.

BONOS

La semana pasada fue la de los bonos core y periféricos, gracias al buen comportamiento que tuvieron. Por otro lado, también fue relevante la caída de la prima de riesgo española por debajo de los 100 puntos básicos, su nivel mínimo desde abril de 2015.

Durante los próximos días, los expertos apuestan por una inercia positiva en las bolsas y la reactivación de las subastas soberanas, que pueden restar atractivo a los bonos, aunque seguirán soportados gracias al apoyo continuo de los bancos centrales. Rango estimado semanal de la tasa interna de retorno del Bono alemán a diez años: -0,10%/-0,03%.

DIVISAS

El dólar se depreció considerablemente en comparación con el euro durante la semana pasada. De cara a esta semana, la publicación de datos marcoeconómicos importantes en Estados Unidos podría revertir el movimiento, lo que provocaría una apreciación de la divisa americana. Rango estimado semanal: 1,135/1,120 dólares por euro.

En lo que respecta al yen, esta semana es posible que el IPC reafirme su persistente deflación. Asimismo, los expertos de Bankinter creen que va a existir una presión "adicional" para la próxima reunión del Banco de Japón, que tendrá lugar el próximo 21 de septiembre. En este contexto, creen que el aumento de expectativas de nuevos estímulos monetarios debería depreciar la moneda. Rango estimado semanal: 112,6/115,5 yenes por euro.

Por último, en el caso de la libra se debería ver una "suave" tendencia a la depreciación hasta el viernes, cuando se publicará el Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido y se podría ver un movimiento apreciatorio. Rango estimado semanal: 0,870/0,856 libras por euro.

POSICIONAMIENTO

En cuanto al área geográfica, los analistas recomiendan vender en las Bric's (excepto India), Australia, Canadá y Reino Unido, mantenerse neutral en la Unión Europea, Japón y España y comprar en Estados Unidos y en los perfiles agresivos de India.

En relación al tipo de activo, los expertos apuestan por vender en bonos emergentes y materias primas (excepto oro y petróleo), mantenerse neutral en las bolsas europeas y japonesas, bonos soberanos periféricos, bonos corporativos europeos, bonos high yield europeos y petróleo y comprar en bolsas estadounidenses, bonos soberanos core europeos y estadounidenses, bonos corporativos y high yield americanos, en inmuebles activos y en fondos de retorno absoluto.

Por último, con respecto al sector, los analistas de Bankinter aconsejan vender en bancos, construcción, mineras, tecnológicas, biotecnología y seguros, mantenerse neutral en petroleras, industriales, media, telecomunicaciones, aerolíneas, farmacéuticas, lujo, autos, químicas y hoteles y comprar en utilities, consumo básico y discrecional, retailers, inmobiliario y concesiones.