24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 17 de julio de 2018

    El bienestar y cuidado de las vacas, uno de los pilares en la producción láctea, según Calidad Pascual

    El bienestar y cuidado de las vacas, uno de los pilares en la producción láctea, según Calidad Pascual
    CALIDAD PASCUAL

    MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El cuidado de las reses y el bienestar animal son uno de los pilares en la producción láctea, al tener un impacto directo en la calidad del producto, según afirman desde Calidad Pascual, que acaba de convertirse en el primer gran fabricante en conseguir la certificación en bienestar animal en el 100% de sus granjas.

    En concreto, se trata del certificado 'Bienestar Animal Aenor Conform', que expide la entidad Aenor y que acredita que las explotaciones ganaderas cumplen los requisitos del sello europeo Welfare Quality de bienestar animal.

    Ha sido desarrollado conjuntamente con el Instituto de Investigación y Tecnologías Agroalimentarias (IRTA) y con él se asegura que las 348 granjas proveedoras de leche a Pascual cumplen con los requisitos del mismo referentes a la alimentación y estado de los animales.

    Esta certificación es la única operando actualmente en España que puede garantizar los requisitos establecidos en Welfare Quality a través de una auditoría exhaustiva en todas las fases de producción y la máxima información y transparencia al consumidor.

    "Entre otras ventajas, este certificado demuestra la preocupación de la empresa por el cuidado de los animales, expresando un comportamiento a largo plazo con las buenas prácticas ganaderas, en sintonía con los actuales valores de la sociedad y las preferencias de los consumidores", explica el director de Industria Agroalimentaria y Distribución de Aenor, David Verano.

    REQUISITOS PARA QUE UNA VACA SEA 'FELIZ'

    Las auditorías de Aenor se basan en una evaluación de cuatro principios o requisitos para garantizar el bienestar de las vacas: buena alimentación, buen alojamiento, buena salud y comportamiento apropiado de los animales.

    Para cumplir esos cuatro requisitos, las ganaderías deben contar con unas instalaciones adecuadas para el alojamiento del ganado, para el descanso y protección frente a las inclemencias del tiempo; así como acceso a la comida y bebida adecuado para todos los animales de la granja.

    Asimismo, tienen que cumplir unos requisitos de higiene tanto en los animales como en el manejo de los mismos. "Los animales tienen que estar en unas condiciones de salud adecuadas, con protocolos de control y prevención de enfermedades y bajo supervisión veterinaria", afirma el responsable de bienestar animal de Calidad Pascual, Félix Díez.

    Por último, las granjas tienen que permitir un comportamiento normal de los animales y una interrelación correcta con el personal de la granja. "En definitiva, tienen que ser vacas felices", subraya Díez.

    "El bienestar animal en nuestras granjas no es algo que hayamos empezado a cuidar ahora. En nuestra compañía, siempre hemos trabajado bajo la premisa de ofrecer la mejor calidad, y esto empieza por el máximo cuidado de nuestras vacas. Llevamos muchos años con un gran equipo esmerándose cada día para que todas nuestras granjas cumplan los requisitos de bienestar animal que establece el Programa de Welfare Quality y creemos que ha llegado el momento de comunicarlo. Es por eso que en los últimos meses hemos trabajado intensamente para conseguir que Aenor nos certifique la totalidad de nuestras granjas", concluyen desde Calidad Pascual.