7 de abril de 2020
27 de abril de 2008

Carrefour cancela su promoción en China del puente de Mayo tras las amenazas de boicot

Carrefour cancela su promoción en China del puente de Mayo tras las amenazas de boicot
EP

SHANGHAI, 27 Abr. (OTR/PRESS) -

"Carrefour ha anulado todas sus actividades de publicidad ligadas a la promoción durante una semana, que comprenden la prensa escrita, audiovisual y los folletos, durante el periodo de la fiesta del 1 de mayo", explicó a los medios chinos Chen Bo, responsable del grupo francés en Shanghai. Las nuevas formas de comunicación y el país que tiene ya oficialmente el mayor número de internautas (221 millones a finales de febrero) han hecho posible que los consumidores hagan mella en un importante grupo comercial.

Carrefour ha decidido anular la campaña promocional que realiza en China cada año durante los tres días de la festividad del 1 de mayo, en el marco de las amenazas de boicot recibidas en el gigante asiático. Se trata de un nuevo episodio de la tensión en las relaciones franco-chinas, que en este caso representa un 20 por ciento del volumen de ventas de una compañía. El grupo de distribución, muy presente en el gigante asiático desde 1995, sufre amenazas de boicot por parte de los ciudadanos chinos por la actitud crítica de Francia a la política de China en el Tíbet.

El grupo francés ha decidido no tener notoriedad durante unos días comercialmente muy activos, buscando así que la opinión pública del país asiático aplaque sus críticas. El día 1 de mayo, festivo en China, es una fecha de gran consumo para la población china, de ahí que anualmente el grupo Carrefour dedique una campaña promocional especial con este motivo. No obstante, este año no habrá ni acciones publicitarias, ni productos de promoción.

BOICOT DESDE LA RED

Durante el fin de semana pasado se dieron varias manifestaciones en contra de Francia, algunas de ellas directamente delante de los almacenes del grupo de distribución galo. Este mismo viernes, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, mostró en Pekín su rechazo a las manifestaciones en contra de Carrefour. "Este tipo de acciones contra las empresas, ya sean chinas o extranjeras, no tiene ningún sentido", subrayó.

El boicot chino fue iniciado por los decenas de millones de internautas del país, que comenzaron a movilizar la semana pasada a los ciudadanos chinos para que boicotearan las compras en la cadena de tiendas de Carrefour, en Louis Vuitton, una lujosa marca francesa, y en Body Shop, un minorista de cosméticos perteneciente a L'Oreal SA.

La iniciativa no tardó en cobrar importancia y al poco tiempo, el buscador chino Baidu mostró a unas 211.000 entradas de Internet apoyando un boicot contra Carrefour. Asimismo, el canal financiero y económico del famoso portal Netease.com subió una encuesta sobre el boicot a productos franceses. Del total de 43.880 respuestas, un contundente 95,4% se expresó a favor.