14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    CC.OO.: el recorte salarial será más bajo en grupos altos

    MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO. (FSC-CC.OO.) ha acusado al Gobierno de haber estado "engañando" cuatro días a la sociedad sobre sus intenciones "progresistas" de recortar el sueldo de los funcionarios a quien más gana, pues de la lectura del decreto antidéficit se desprende lo contrario.

    Así, el sindicato afirmó que, tras analizar la norma, un funcionario del Grupo A 1 con nivel 30 tendrá un recorte salarial al final del semestre del 6,50%, mientras uno del Grupo A 2 con un nivel 24 alcanzaría un recorte del 7,08% y un director general o asimilado lo tendría del 8%.

    "En resumen, en los grupos profesionales más altos, a mayor salario total, menor porcentaje de recorte. Justo lo contrario de lo que pregonan", denunció el sindicato.

    La Federación sindical reprochó al Gobierno que "haya tardado" cuatro días en publicar las medidas antidéficit en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y reiteró que con ellas se vulnera el derecho a la negociación colectiva, no sólo en lo concerniente al Estatuto Básico de la Función Pública, también en el caso del Estatuto de los Trabajadores en todo lo que tiene que ver con los convenios colectivos suscritos y vigentes en comunidades autónomas, ayuntamientos y ámbitos como el del personal laboral de la Administración General del Estado.

    Asimismo, la FSC-CC.OO. denunció que en estos cuatro días el Gobierno se ha dedicado a "confundir" con el ámbito del recorte y la futura congelación salarial para 2011. "Si de una parte parecen excluir del recorte a las empresas públicas, no clarifican cuáles, confunden las definiciones legales de la Ley General de Presupuestos Generales del Estado y no excluyen a ninguna de ellas de los límites que supondrán en 2011 una completa congelación salarial", critica.

    El sindicato también señaló que el Gobierno carece de instrumentos para imponer recortes a las comunidades autónomas y entes locales, quienes decidirán cómo y en qué cuantía recortan los salarios. "Lo que es peor, no se les puede exigir que esta medida vaya dirigida realmente a reducir el déficit, pues pueden dirigir el ahorro a financiar inversiones, las mismas que a nivel estatal se reducen o incluso desaparecen", indican desde CC.OO.

    En definitiva, para la Federación, se trata de una norma nacida de "la imposición, la improvisación y la incompetencia" para buscar otras formas de reducir el déficit, por ejemplo como lo van a hacer otros países como Portugal o Francia, con subidas de impuestos a las rentas más altas y atacando el fraude fiscal y la economía sumergida.