19 de junio de 2019
30 de mayo de 2016

La clave para los mercados de divisas sigue siendo el 'Brexit'

La clave para los mercados de divisas sigue siendo el 'Brexit'
GETTY

MADRID, 30 May. (EDIZIONES) -

Los mercados de divisas seguirán con la vista puesta en todos los desenlaces claves de junio a pesar de la cantidad de datos macroeconómicos que se publicarán durante los próximos días.

La reunión del Banco Central Europeo (BCE), el libro Beige de la Fed, el PMI manufacturero chino, la actualización de estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y los datos del empleo americano serán los que marquen la agenda macroeconómica esta semana. Sin olvidarnos del 'Brexit'.

Los expertos de Bankinter afirman que se podrá notar algo más de presión en el precio de los bonos corporativos europeos porque el BCE empezará a ejecutar su programa de compras, pero no se conoce todavía cuál será el importe y si se comenzará a comprar inmediatamente o no. "Estamos en un momento de mercado en que todo el mundo quiere bonos y nadie se fía de las bolsas", añaden.

Asimismo, este jueves tendrá lugar la reunión ordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que podría volver a crear volatilidad en el petróleo. En esta reunión, los choques entre Arabia Saudí, Rusia e Irán podrán derivar en una mayor producción por parte de alguno de los dos primeros productores y tratar de impedir que el tercero gane cuota y se consolide.

Los analistas consideran que es muy difícil que las bolsas se estabilicen y tomen dirección, mientras el petróleo no haga lo propio y no se sepa el desenlace sobre el 'Brexit'.

Por su parte, la Fed podría subir los tipos en la reunión del próximo 15 de junio. Sin embargo, los analistas consideran que parece poco probable, ya que tendría lugar justo una semana antes del referéndum.

A pesar de todo esto, el arranque de la semana parece más bien tranquilo y benigno para las bolsas, que podrán rebotar en cuanto se despeje positivamente la incógnita del 'Brexit', se cierre la reunión de la OPEP sin problemas y la Fed aclare que subirá en julio.

BONOS

Durante esta semana la deuda corporativa estará soportada por las primeras compras del BCE y las emisiones de los bonos italianos y alemanes tendrán una buena acogida en el mercado, sin cambios importantes en los diferenciales de deuda periféricos.

El BCE se centrará en reiterar el mantenimiento de una política monetaria expansiva, por lo que las referencias clave serán los datos de empleo de Estados Unidos y la reunión de la OPEP. Para los analistas, la ausencia de un acuerdo para recortar la producción de crudo frenaría las expectativas de inflación y reforzaría el Bund en un rango estimado semanal del 0,10%.

DIVISAS

La apreciación del dólar durante la semana pasada estuvo apoyada por la mejora de los datos macroeconómicos y de la revisión al alza del PIB del primer trimestre de este año. De cara a la próxima semana, habrá que tener en cuenta las cifras del paro, puesto que cualquier cifra muy próxima o superior a 200.000 nuevos empleos aumentaría la probabilidad de que la Fed suba tipos en la próxima reunión y contribuya a reforzar el dólar. Rango estimado semanal: 1,105-1,120 dólar/euro.

El yen, por su parte, debería depreciarse y estará marcado por el retraso previsible de la subida del IVA y por el posible aumento de nuevos estímulos para reactiva una economía debilitada. Durante esta semana se publicarán las ventas minoristas, la producción industrial y las cifras de confianza e inversión. El rango estimado semanal se sitúa entre los 123,5 y los 124,6 yens/euro.

Por último, en el caso de la libra, según los analistas, se provocará una lateralización en el cruce con el euro hasta el viernes que con la publicación de los PMIs, que se espera que sean mejores que los anteriores y con los que la libra podría apreciarse. Rango estimado semanal: 0,780-0,755 libra/euro.

POSICIONAMIENTO

Los analistas de Bankinter recomiendan un posicionamiento de venta o infraponderación, según área geográfica, en Bric's (excepto India), Australia, Canadá y Reino Unido, mientras que defienden mantener una posición neutra en India, España y Japón y comprar o sobreponderar en la Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea y Estados Unidos.

En relación al tipo de activo, aconsejan vender en bonos soberanos de Estados Unidos, bonos emergentes y materias primas y petróleo, mantenerse neutral en bonos soberanos europeos core, bonos high yield y bonos corporativos de Estados Unidos, y comprar en bolsas, bonos soberanos europeos periféricos, bonos corporativos periféricos, inmuebles y fondos de retorno absoluto.

Finalmente, con respecto al sector, indican vender en construcción, petroleras, mineras, químicas, biotecnología, mantener una posición neutral en tecnología, industriales, media, telecomunicaciones, aerolíneas, farmacéuticas, lujo, autos e inmobiliarias y comprar en bancos, seguros, consumo básico y discrecional, turismo, utilities y concesiones.