26 de junio de 2019
  • Martes, 25 de Junio
  • 9 de agosto de 2016

    COAG dice que el déficit hídrico y temperaturas extremas malogran las previsiones optimistas de la vendimia

    COAG dice que el déficit hídrico y temperaturas extremas malogran las previsiones optimistas de la vendimia
    BODEGA PIRINEOS

    MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRES) -

    COAG ha señalado que el déficit hídrico y las temperaturas extremas de este verano malogran las previsiones que se hicieron en julio de una gran cosecha y aumentos porcentuales de dos dígitos respecto a 2015 de la producción esperada para esta campaña vitivinícola, según ha informado la asociación agraria en un comunicado.

    En concreto, el viñedo en secano de las zonas productoras del centro y sur peninsular y en todo el arco mediterráneo está acusando una situación de estrés hídrico mayor que la pasada campaña debido a la ausencia de precipitaciones durante todo lo que va de verano y por las altas temperaturas que se vienen registrando en las últimas semanas.

    La asociación agraria recuerda que a pesar de las lluvias de primavera, el viñedo venía arrastrando el rigor de un invierno muy seco que al final está teniendo efectos sobre su producción, mientras que el viñedo de regadío presenta una carga similar o ligeramente superior al año pasado.

    A principio de la campaña, tras las lluvias de primavera, se constataba un aumento del número de racimos por cepa respecto del año anterior, que dio lugar a previsiones optimistas en exceso. Pero tras este verano tan seco, se puede observar que la maduración de la uva en general está algo retrasada y hay un significativo descenso del peso medio del racimo, lo cual dará lugar a un mantenimiento e incluso reducción de la producción del año anterior, sobre todo en los secanos.

    COAG constata que el sector vitivinícola está manteniendo un buen nivel en cuanto al volumen de exportaciones con un ligero descenso del consumo interior y una subida del valor de la producción comercializada tanto en el exterior como en el mercado nacional, lo cual ha mantenido en origen los precios estables.

    Con un mercado mundial al alza y una fuerte merma de las producciones del cono sur, así como unas previsiones de cosecha a la baja por parte de los principales productores europeos, las perspectivas de comercialización de la producción española para la próxima campaña son "optimistas" y se prevé un escenario de precios estable a medio plazo.

    Por su parte, la Unión de Uniones también considera "excesivamente optimistas" algunas previsiones de cosecha anunciadas, ya que la ausencia de lluvias o la presencia de las mismas puede alterar en gran medida las estimaciones.

    De esta forma, a falta de previsiones oficiales, la asociación agraria subraya que son precipitadas las noticias aparecidas acerca de cosechas que rondarían volúmenes similares o ligeramente por debajo de las del 2013, cuando se alcanzaron los 46 millones de hectólitros de vino y que el balance final dependerá en buena medida de que se mantenga o no la situación de sequía que se atraviesa actualmente.

    Para leer más