31 de mayo de 2020
8 de abril de 2020

El comercio minorista estima pérdidas de 25.000 millones por el impacto del coronavirus

Sigue en directo la crisis del coronavirus en España y en el mundo

Anged señala que se perderán en estos meses lo mismo que en el periodo de la crisis de 2008 a 2013, y advierte de una caída del consumo del 50%

El comercio minorista estima pérdidas de 25.000 millones por el impacto del coronavirus
Mujer junto a un comercio cerrado - JUANMA MORENO/EUROPA PRESS

Sigue en directo la crisis del coronavirus en España y en el mundo

Anged señala que se perderán en estos meses lo mismo que en el periodo de la crisis de 2008 a 2013, y advierte de una caída del consumo del 50%

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El comercio minorista cerrará este año con pérdidas de 25.000 millones de euros por el impacto del cierre de establecimientos por el coronavirus, según las estimaciones realizadas por la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que engloba a empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Ikea.

En concreto, el sector, que confía en que se recupere la actividad comercial dentro de un mes o mes y medio, prevé un descenso de la facturación del 10% este año tras alcanzar el pasado año unas ventas que rondaban los 250.000 millones de euros.

El director general de Anged, Javier Millán-Astray, ha reconocido la "grave situación" que atraviesa el comercio, que junto a la hostelería son los "más afectados" por esta crisis pandémica.

"Vamos a perder en estos meses más ventas que todo lo que se perdió en la crisis de 2008 a 2013. En ese periodo bajaron un 30% las ventas y ahora en estos meses esperamos una caída del consumo del 40% o el 50%", ha advertido sobre la situación que se encontrará el comercio cuando pueda volver a levantar las persianas de sus tiendas.

De esta forma, el sector de la alimentación es el único que experimenta crecimientos en este periodo, con incrementos de hasta el 25%, mientras que el textil se desploma un 70% y los productos de alta tecnología para el hogar caen hasta un 50%.

Respecto al comercio electrónico, el de alimentación también se dispara un 48% en las últimas cuatro semanas, siendo el que más crece junto al de tecnología con portátiles, impresoras o 'gaming', que se eleva un 40%.

Sin embargo, ni el textil ni las perfumerías han crecido en estas semanas vía 'online'. "La actividad del 'ecommerce' también se ha derrumbado", ha subrayado Millán-Astray.

PIDEN MEDIDAS PARA CONTAR CON LIQUIDEZ

El presidente de Anged, Alfonso Merry del Val, ha advertido de que el principal problema que tendrá el comercio en los próximos meses será de liquidez, ya que el comercio de no alimentación está teniendo "ingresos cero". "Es muy difícil desde el punto de vista de liquidez que las empesas puedan sobrevivir", ha señalado.

De esta forma, ha advertido de la "tremenda caída" que se va a registrar en los próximos meses en el empleo, que será "impresionante", unido a que habrá un "desplome del consumo sin precedentes" en los próximos meses.

Desde Anged solicitan al Gobierno una serie de medidas para dar liquidez a las empresas. Así, solicitan ampliar la línea de financiación y de crédito que ha ofrecido el Gobierno a través de ICO.

También proponen que, al igual que han hecho otros países de la UE, se den facilidades fiscales con el aplazamiento o una moratoria a las empresas para aliviar la situación de urgencia de tesorería, que creen que se debería extender a ayuntamientos y comunidades autónomas o que se elimine el "impuesto anacrónico" a las grandes superficies y haya bonificaciones fiscales para nuevas inversiones creadoras de empleo.

AFECTADOS 100.000 TRABAJADORES POR LOS ERTE

Respecto a las medidas laborales para salvar el mayor número de empleos, aseguran que el "diálogo social" será clave en estos duros momentos.

De esta forma, el director general de Anged ha propuesto que se establezca un 'puente' entre los ERTES por fuerza mayor y la recuperación de la actividad, habilitando que se negocie con los sindicatos un proceso en el que la propia pandemia sea una causa productiva.

La patronal ha cifrado en 100.000 los trabajadores afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de los 250.000 con que cuenta en el sector.

"Los puestos de trabajo que se puedan perder dependerán de la capacidad de diálogo y la flexibilidad en el marco de la relación entre empresas y trabajores. Cuantas menos empresas caigan, más empleos se salvarán", ha recalcado Millán-Astray.

También solicitan procedimientos más ágiles para modificar las condiciones de jornada y horario de los trabajadores en activo, con mayor flexibilidad para adaptar la oferta a los requerimientos sanitarios, así como en la activación de entrada y salida de los empleados en los ERTES por fuerza mayor o en la aplicación a vacaciones de los momentos de inactividad para aliviar las arcas del SEPE, y como sistema para que eventualmente, después y en temporada de verano, ventas especiales o navidad, se pueda realizar más jornada.

PIDE ACUERDOS RAZONABLES EN LOS ALQUILERES

La asociación también incluye medidas para recuperar el consumo y la confianza tanto de empresas como de los ciudadanos tras esta pandemia. Así piden planes renove y facilidades financieras para relanzar el consumo doméstico o una mayor libertad comercial para adaptar la oferta de servicio a la demanda y la recuperación económica. Además, de un apoyo al turismo de compras y la ampliación de las zonas de gran afluencia turística.

Por otro lado, la patronal que agrupa a empresas como El Corte Inglés, Ikea o Carrefour se ha mostrado confiada en lo relativo al tema de los alquileres comerciales en que exista un "marco de seguridad jurídica" para el diálogo entre arrendatarios y propietarios, así como medidas para que se ajusten al mercado, llegando a acuerdos "razonables y lógicos".