21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 24 de agosto de 2017

    7 consejos para buscar y elegir el mejor piso en alquiler

    7 consejos para buscar y elegir el mejor piso en alquiler
    PEXELS

    MADRID, 24 Ago. (EDIZIONES) -

    Quedan pocas semanas para septiembre, una época de cambios y de vuelta a la rutina, a la universidad, al trabajo... Puede que estés entre los que buscan piso estos últimos días y, sobre todo en grandes ciudades, te encuentres con una gran competencia entre arrendatarios. Ante esta situación, diversos portales y asociaciones, recomiendan tener muy clara la zona en la que deseas vivir y el precio máximo que estás dispuesto a pagar.

    A continuación, recogemos algunos de esos consejos para facilitar la (a veces ardua y difícil) búsqueda de pisos con las recomendaciones de portales como idealista, Fotocasa o la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

    1. DELIMITA EL PRECIO Y LA ZONA

    Antes de comenzar la búsqueda, los especialistas recomiendan fijarse un precio máximo acorde a tus posibilidades y a tu situación (si el piso es para ti solo, para compartir con otras personas, etc). Por ejemplo, OCU Consumity aconseja no gastarse más del 35% de tu salario mensual.

    También delimitar la zona de búsqueda, más allá de la ciudad en concreto, y tener en cuenta las comunicaciones, el lugar de trabajo y las zonas en las que habiten tus conocidos.

    2. REVISAR LOS PORTALES Y LAS NOFITICACIONES

    Hoy en día, la mayoría de pisos en alquiler se publicitan a través de portales inmobiliarios online, que cuentan también con aplicaciones para móviles y avisos al correo electrónico. Estos portales pueden facilitarte mucho la búsqueda, sobre todo para observar algunas características del piso y concertar una cita con el arrendador o la agencia que gestione las visitas.

    3. FIJARSE EN LA FECHA DE PUBLICACIÓN

    Una recomendación importante es saber en qué fecha se publicó o actualizó el anuncio. Cuando empezamos la búsqueda, en ocasiones saltan pisos en buenas condiciones y a un precio asequible. Sin embargo, llamamos y puede ocurrir que nos cojan el teléfono y nos digan que ya está ocupado desde hace semanas o directamente no descuelgan la llamada.

    Sin embargo, si el piso encaja en tus prioridades y continúa disponible, concierta una cita y comprueba el estado del inmueble, 'in situ', el barrio, si cuenta con supermercados, transporte urbano cercano, zonas verdes.

    4. ACUDIR A LA CITA PREPARADO

    Para la visita, el portal idealista recomienda dar una imagen de persona "seria, responsable, hablar con propiedad y de forma adecuada". Además, aconseja llevar la documentación que suele requerirse (contrato de trabajo, últimas nóminas) si ese piso que visitas crees que va a ser el definitivo.

    5. NEGOCIAR LA RENTA Y HACER UN CONTRATO

    La OCU considera que entrar en un alquiler sin firmar un contrato "es jugártela". En este documento figuran todas las condiciones acordadas entre el propietario y tú, por lo que deben quedar claras y pueden ser negociadas, como la renta mensual. De hecho, los portales recomiendan conocer el precio medio de la zona en la que se encuentre el piso por si puede negociarse el pago mensual.

    Asimismo, es importante elaborar un inventario que describa todo lo que hay en el piso, fechado y firmado por todas las partes y, si es posible, con fotos. Será una garantía tanto para ti como para el propietario para comprobar si falta algo o hay algo roto. De ello dependerá que te devuelvan la fianza por completo o no.

    6. AYUDAS AL ALQUILER

    Una opción para aliviar la carga del alquiler es solicitar alguna de las ayudas que ofrecen algunas comunidades autónomas o el propio Gobierno estatal. Por ejemplo, en el caso de Madrid, las aportaciones pueden cubrir el 40% de la renta anual.

    7. CONOCE TUS DERECHOS

    Al igual que los propietarios se están blindando cada vez más para evitar imprevistos con sus inquilinos, los arrendatarios también tienen una serie de derechos (y obligaciones). Entre ellos, la reparación de los elementos necesarios para convivir en la vivienda en los términos convenidos. A cambio, el inquilino deberá dejar la vivienda tal y como se la encontró y hacer un uso responsable de ella. También puedes exigir recibo de todo aquello que pagues como prueba si existe algún tipo de confusión o conflicto.