15 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 21 de febrero de 2010

    Corbacho abre el lunes la negociación con la oposición para la reforma de las pensiones

    MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, acudirá este lunes a la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados para explicar a los grupos parlamentarios la propuesta del Gobierno para reformar el sistema de pensiones, que plantea elevar la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años, si bien ésta es una posibilidad que todos los grupos de la oposición rechazan de plano.

    La comparecencia de Corbacho se produce en el tramo final de los trabajos de la Comisión, ya que los portavoces empezarán a preparar el documento conjunto con las recomendaciones para garantizar la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social en marzo, si bien las negociaciones preliminares ente los grupos ya se han iniciado, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

    Por su parte, Corbacho y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, están manteniendo "contactos informativos" con los portavoces en materia laboral y de pensiones del PP, Tomás Burgos y José Ignacio Echániz; de CiU, Carles Campuzano, y del PNV, Emilio Olabarria. Los portavoces del ERC-IU-ICV, Gaspar Llamazares, y del BNG, Olaia Fernández Dávila, aún no han recibido ninguna llamada del ministro y el primero teme que se margine a la izquierda en una negociación paralela.

    Lo que tanto 'populares' como nacionalistas catalanes y vascos aseguran es que dicha negociación no existe y Corbacho y Granado han utilizado estos contactos sólo para tratar de limar asperezas con la oposición después de que todos los grupos, salvo el PSOE, reprocharan al Gobierno que haya "condicionado" los trabajos del Pacto de Toledo al presentar, a través del Consejo de Ministros, una propuesta que califican de "unilateral e inoportuna".

    EL PP RECHAZA REVISAR EL PERIODO DE CÁLCULO

    Asimismo, Corbacho les ha garantizado en persona que la polémica idea de elevar el periodo de cálculo de las pensiones de 15 a 25 años, incluida en la primera versión del documento sobre la actualización del Programa de Estabilidad 20009-2013 remitida por el Gobierno a la Comisión Europea, no está incluida en la propuesta del Ejecutivo.

    Respecto a la idea de revisar el periodo de cálculo, Corbacho ha constatado que sólo CiU está dispuesto a debatir sobre esta cuestión "de manera responsable", después de que el PP, a instancias de su coordinador económico, Cristóbal Montoro, haya cerrado la puerta a plantear esta posibilidad y que el PNV y el resto de grupos la calificaran de "aberración" porque supondría un recorte de las pensiones.

    HORIZONTE A 2013.

    La idea de Trabajo y del PSOE es que la labor de la Comisión se extienda hasta finales de este año, de manera que la aprobación por parte del Pleno del Congreso de las recomendaciones que salgan del Pacto, así como todo el proceso de negociación con los agentes sociales y la posterior modificación de la ley de la Seguridad Social, se extiendan hasta 2012. Así, la reforma de las pensiones entraría en vigor al año siguiente.

    "Estamos en la previsión de que esto entre en vigor en 2013", sostiene un destacado dirigente socialista, si bien PP y CiU quieren acelerar el proceso de redacción de las recomendaciones para que estén terminadas en este periodo de sesiones y así adelantar el proceso. En cualquier caso, el nuevo sistema de pensiones no empezará a funcionar antes de las próximas elecciones generales.

    La Comisión continuará en las próximas semanas con las comparecencias de representantes de asociaciones de discapacitados, jubilados, prejubilados y viudas. Todavía no hay fecha para la presencia de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, si bien desde el PSOE se asegura que la 'número tres' del Ejecutivo tiene intención de acudir a la Cámara.

    DESCARTADO UN AUMENTO DE LA EDAD LEGAL DE JUBILACIÓN.

    Uno de los principales temas sobre los que pivotará la reforma será la edad de jubilación, después de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero planteara elevar el tope legal de los 65 a los 67 años.

    Descartado que se plantee de manera forzosa ante la oposición de todos los partidos, se abre la puerta a una flexibilización del modelo, mediante una mejora de los inventivos para que se haga de manera voluntaria, una idea suscrita por PP y CiU, a la que se suma también el PNV. En este sentido, el representante de los nacionalitas vascos, Emilio Olabarria, considera que los 65 años "no son un sacramento".

    Por su parte, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, defiende que la edad de jubilación a los 65 años es una "conquista social" comparable a la de la jornada laboral de ocho horas, si bien admite que tampoco se trata de cumplirla "a rajatabla" cuando el trabajador quiere ampliar la vida laboral de forma voluntaria.