21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 4 de julio de 2009

    La crisis obliga a cerrar más de 87.000 negocios autónomos en el primer semestre, según ATA

    La crisis obliga a cerrar más de 87.000 negocios autónomos en el primer semestre, según ATA
    EP

    MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La crisis económica está obligando a cerrar muchas empresas y negocios autónomos, de forma que ya son 14 los meses consecutivos en los que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha perdido afiliados.

    Según datos de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), un total de 87.037 autónomos se dieron de baja en el RETA durante el primer semestre del año, lo que supone una caída del 2,6% respecto a diciembre de 2008.

    Al finalizar junio, el número de autónomos que permanecían de alta en este régimen ascendía a 3.232.151, frente a los 3.319.188 existentes el 31 de diciembre de 2008. La caída de afiliados al RETA en la primera mitad de 2009 ha sido superior a la registrada en igual periodo de 2008, cuando 85.219 trabajadores se dieron de baja.

    No obstante, ATA destacó que en el mes de junio se ha ralentizado la destrucción de empleo autónomo en todas las comunidades autónomas, de forma que ya aparecen provincias donde empiezan a registrarse cifras positivas de ocupación, como es el caso de Girona (115 autónomas más que en mayo) y Jaén (30 autónomos más).

    Durante los seis primeros meses del año, Baleares fue la única comunidad donde se incrementó el número de trabajadores autónomos, con 2.478 ocupados más y una subida relativa del 2,9%.

    Por su parte, las mayores pérdidas de empleo autónomo en valores relativos se dieron en Comunidad Valenciana (-3,9%), Canarias (-3,8%), Castilla-La Mancha (-3,5%), Madrid (-3,3%), Murcia (3,2%), Aragón (-3,1%) y La Rioja y Cataluña (-2,9% en ambos casos), y las menores en Ceuta y Melilla (-0,4%) y en Extremadura (-1,4%).

    En términos absolutos, Cataluña lideró el descenso de los autónomos, con 16.584 bajas hasta junio, seguida de Comunidad Valenciana (-14.047), Madrid (-12.661) y Andalucía (-11.601). En conjunto, estas cuatro comunidades concentraron el 63,1% de las bajas de autónomos registrados en el periodo enero-junio. En el otro extremo se situaron Ceuta y Melilla, con la pérdida de 22 afiliados, Cantabria (-816) y La Rioja (-822).

    PODRÍAN PERDERSE 200.000 AUTÓNOMOS.

    Por provincias, 51 de las 52 provincias españolas vieron descender su número de autónomos en seis primero, con Alicante (-4,4%), Toledo (-4,4%) y Las Palmas (-4,3%) a la cabeza, mientras Ceuta y Melilla (-0,4%), Cáceres (-1,2%) y Girona (-1,3%) presentaron las menores caídas.

    Analizando los datos por sectores, la construcción fue el más afectado durante el primer semestre, al perder un 9,3% de afiliados al RETA, el equivalente a 50.058 trabajadores y al 57,5% del total de bajas. Le siguieron comercio e industria, con 8.886 y 8.432 autónomos menos. Por el contrario, la hostelería registró un crecimiento del autoempleo del 1,6%, con 5.175 autónomos más.

    El presidente de ATA, Lorenzo Amor, denunció que en el último año (junio de 2009 sobre junio de 2008) se han destruído más de 173.000 autónomos y microempresas, sin derecho a ningún tipo de prestación ni ayuda, y "en la mayor indefensión posible".

    "Si esta tendencia continúa, y si nada lo remedia, los cálculos más optimistas hacen pensar que cerraremos 2009 con 200.000 trabajadores autónomos menos. Los autónomos somos el colectivo que más estamos sufriendo la crisis: no vendemos, no producimos, no accedemos al crédito y estamos hartos de la morosidad tanto privada como pública", concluyó.