3 de abril de 2020
6 de febrero de 2018

Donpiso dispara un 30% su facturación en 2017, hasta 12,3 millones

Donpiso dispara un 30% su facturación en 2017, hasta 12,3 millones
EUROPA PRESS

BARCELONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Donpiso facturó 12,3 millones de euros durante 2017 a través de su red de oficinas de intermediación inmobiliaria propias, cifra que supone un aumento del 30% respecto al año anterior, informó el director general de la firma, Luis Pérez.

La compañía inmobiliaria eleva hasta los 29,2 millones sus ingresos si a sus 33 oficinas propias se suma la red de 72 con que cuenta en régimen de franquicia.

Don Piso intermedió el pasado año operaciones inmobiliarias que suman un volumen total de transacción de 457 millones de euros, lo que supone un aumento del 22% respecto a 2016, en el que supusieron 375 millones.

En referencia a los inmuebles intermediados, Donpiso ha alcanzado las 3.003 operaciones en 2017, un 20% más, y espera que esta cantidad crezca hasta las 3.750 en 2018.

Para este año, la compañía prevé la apertura de 35 puntos de venta, 30 de los cuales serán franquicias y los cinco restantes serán de propiedad, que se sumarán a los 105 con los que cuenta ahora.

PRECIOS AL ALZA.

La compañía espera que los precios de la vivienda continúen subiendo en 2018, aunque ha diferenciado entre la tendencia que se produce en las grandes capitales, en las que prevé un crecimiento de hasta dos dígitos, y la del resto de urbes, en las que los precios aumentarán de manera más moderada.

Para el subdirector general y responsable del Área de Expansión, Emiliano Bermúdez, esta divergencia radica en las características propias del mercado inmobiliario español, ya que éste funciona "a dos velocidades", pese a la senda de crecimiento que ha valorado que afecta al conjunto de la economía del país y que se va a mantener durante este año.

INCERTIDUMBRE POLÍTICA

Bermúdez ha indicado que la incidencia de la incertidumbre política catalana sobre el sector inmobiliario ha sido "mínima", aunque ha detallado que en octubre sí que se notó la afectación y también en diciembre, que presentaron un comportamiento diferente al del año anterior, mientras que noviembre fue un mes normal.

El subdirector ha explicado que el sector inmobiliario es muy sensible a este tipo de situaciones, puesto que sus clientes posponen cualquier decisión si existe incertidumbre, pero ha negado que lo que ha sucedido en Cataluña haya "hundido" la actividad y ha sostenido que se ha tratado más de una cuestión de clima que de realidad del mercado.