26 de agosto de 2019
17 de octubre de 2010

Dos sindicalistas de CIG afrontan el segundo día de huelga de hambre para pedir una reunión con Sebastián

FERROL, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los dos sindicalistas de la CIG que han iniciado el sábado una huelga de hambre frente al Ayuntamiento de As Pontes (A Coruña) hasta que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se reúna con ellos para tratar las repercusiones de la aprobación del real decreto del carbón sobre las centrales térmicas gallegas afrontan la segunda jornada "con agua y azúcar" a la espera de que "haya reunión".

En declaraciones a Europa Press, el responsable de la Unión Comarcal de la CIG de As Pontes, Fernando Blanco, ha comentado este domingo que tanto él como su compañero, el responsable de la sección sindicalista de Endesa-As Pontes, Alberte Tallón, se encuentran "perfectamente" de ánimo y "bien" físicamente.

"Esperamos que el ministerio haga algún tipo de movimiento", ha manifestado Fernando Blanco, quien ha insistido en reclamar que el ministerio tenga en cuenta "la realidad de las térmicas gallegas y el impacto" del decreto del carbón.

Blanco, que ha recordado que esta es su tercera huelga de hambre, ha comentado que tienen dos propuestas. Así, por una parte plantearán al ministro la posibilidad de derogar el decreto pero, ante la dificultad de esto, propone, en segundo lugar, que el impacto se reparta entre todas las energías y no recaiga únicamente en la térmica. "No tiene sentido que vaya por una concreta", ha precisado.

Los dos huelguistas permanecen en una caravana ubicada frente al Ayuntamiento de As Pontes y han resaltado que tienen "más compañeros detrás". Además, han avanzado que estudian otras medidas de presión para defender las centrales térmicas gallegas y no descartan que más personas se sumen a la huelga de hambre.