20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • Viernes, 17 de Mayo
  • 28 de febrero de 2008

    Economía.- (Ampliación) Sol Meliá incrementa su beneficio neto en un 18,8% en 2007, hasta 161,9 millones

    La cadena hotelera destinará 1.100 millones de euros al desarrollo de su nuevo Plan Estratégico, que presentará hoy a los accionistas

    MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La cadena hotelera Sol Meliá registró un beneficio neto de 161,9 millones de euros en el pasado ejercicio, lo que supone un incremento del 18,8% con respecto al año anterior, e invertirá 1.100 millones de euros en el marco de su nuevo Plan Estratégico, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    La facturación aumentó un 7,2% hasta los 1.347 millones de euros, mientras que el Ebitda --beneficio bruto de explotación-- alcanzó los 349 millones de euros, un 7,1% más que en 2006, pese a "verse afectado por la devaluación del dólar", recalcó la cadena hotelera.

    La compañía mostró su satisfacción por estos resultados, que calificó de "excelentes", y consideró que este crecimiento fue posible gracias "básicamente" al desempeño de los 'resorts' vacacionales, sobre todo en República Dominicana; al crecimiento de las ciudades europeas, a la pujanza del segmento de negocios y congresos en todo el mundo, y a la positiva evolución del Sol Meliá Vacation Club.

    Asimismo, Sol Meliá aseguró que con estos resultados "materializa 22 trimestres consecutivos cumpliendo con las expectativas de mercado", pese a que la "volatilidad que ha afectado a la Bolsa no haya reflejado en algunos momentos esta firmeza en el valor de la compañía".

    En lo referente a la política de inversión y desinversión, Sol Meliá incorporó habitaciones de "mejor calidad y adecuadas a los estándares de las marcas" y retiró aquellas "no adecuadas a sus marcas". La cadena destinó 430 millones de euros a la mejora de 95 hoteles, de los cuales 40 son propios --225 millones de euros-- y 55 propiedad de terceros --205 millones de euros--.

    La cadena hotelera aseguró además haber superado durante el pasado ejercicio su objetivo de ingresar 100 millones de euros anuales por ventas de activos y de focalizar las nuevas incorporaciones en activos que se encuadren en la estrategia de 'brand equity' de la empresa.

    A este respecto, recordó la compra de la cadena hotelera alemana Innside y señaló que durante los últimos tres meses del pasado año formalizó la venta de activos por valor de 53,5 millones, mediante operaciones que afectaron a tres hoteles en España --Meliá Cáceres, Meliá Trujillo y Meliá Mérida--, y dos en Europa --Meliá Avenue Louise Boutique Hotel (Bruselas) y Tryp Paris Boulogne (París).

    Por otra parte, la cadena de la familia Escarrer recordó la apertura en el tercer trimestre del año de nuevas rutas aéreas de compañías de bajo coste en Canarias, gracias a las cuales sus establecimientos comenzaron a "remontar" y confió en que continúen "al alza".

    Durante el pasado ejercicio, Sol Meliá redujo su deuda hasta los 67 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,1% por cuarto año consecutivo. En este sentido, la cadena hotelera consideró que esta política financiera "conservadora" le ha permitido contar con el "músculo necesario para enfrentarse a la incertidumbre crediticia sobrevenida" t recordó que cumple así con el compromiso de "minoración de deuda" previsto en su plan estratégico anterior.

    Precisamente en cuanto al Plan Estratégico 2004-2007, Sol Meliá aseguró que a lo largo de este "trienio de progresión" concretó los objetivos del plan, con la "reducción" del endeudamiento, la aportación "creciente" del negocio del club vacacional, que ya se cifra en el 10% de contribución al Ebitda del grupo; la "ventajosa" política de venta y adquisición de activos y el "incremento" medio anual del 5% del RevPAR --ingresos por habitación--.

    1.100 MILLONES PARA LA NUEVA ESTRATEGIA

    Con respecto a las previsiones para el presente ejercicio, la cadena hotelera de la familia Escarrer aseguró que 2008 será un año "para sembrar y poder recoger excelentes beneficios en 2009 y 2010" y confió en repetir los "excelentes" resultados de 2007, pese a que el empeoramiento en las expectativas del mercado inmobiliario, el estrechamiento del crédito y la negativa evolución del tipo de cambio del dolar, junto al alza de los precios de las materias primas y la energía, "atenuará" los resultados de los negocios hoteleros y del club vacacional.

    La cadena también señaló como "factores de oportunidad" la contención de los precios inmobiliarios y el ajuste en la oferta hotelera adicional que ya se ha iniciado, y que supone el freno a una senda de crecimiento "insostenible". Asimismo, teniendo en cuenta las negociaciones realizadas hasta ahora con los touroperadores y la "creciente importancia" de los clientes del Este de Europa y Estados Unidos previó un "positivo comportamiento de los negocios" y aseguró que la "minoración" de las ventas tradicionales se verá compensada por las ventas 'online'.

    Además, a lo largo del año la compañía prevé lanzar una serie de iniciativas de "gran importancia" para el futuro de Sol Meliá, como un nuevo modelo organizativo y de negocio, que ya está en fase de implantación, y un nuevo Plan Estratégico, al que tiene previsto destinar 1.100 millones de euros.

    Así, este nuevo Plan Estratégico incluirá actuaciones y políticas de inversión que supondrán un "importante salto cualitativo en términos de crecimiento orgánico y revalorización de marcas". Ambas actuaciones serán presentadas a lo largo del día de hoy a los inversores y accionistas de la compañía en el 'Día del Inversor', que Sol Meliá celebra en Madrid.