16 de octubre de 2019
12 de junio de 2018

Coca-Cola aboga por trabajar con el Gobierno para rebajar el azúcar, pero sin ninguna tasa

Trabaja para convertirse en una "compañía total de bebidas", donde el consumidor debe de estar en el centro de las decisiones

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director general de Coca-Cola Iberia, Juan Ignacio de Elizalde, ha apostado por trabajar con el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez para seguir reduciendo el azúcar en sus productos, al tiempo que ha pedido que se mantenga un "sistema más estable" y "sin cambios de reglas", ya que considera "discriminatoria" una posible tasa sobre el azúcar.

"La tasa del azúcar la consideramos discriminatoria y no resuelve el problema de la obesidad. Sabemos de estudios que dicen que poner esta tasa no genera un cambio en el comportamiento de los consumidores. Creemos que hay que otras medidas como el reformular los productos, que es el camino que tiene impacto en la dieta. Como industria hay que trabajar con el Gobierno, pero sin que se discrimine a una categoría", ha señalado durante su participación en los encuentros empresariales CEOE y Cepyme.

De Elizalde ha reiterado que uno de los ejes de crecimiento de la multinacional es hacerlo con bebidas con menos azúcar. "Somos conscientes de que hay preocupación por reducir el consumo del azúcar y lo hacemos con cambios del receta desde el 2000, donde se ha reducido el 40% de azúcares y seguiremos reduciendo un 12% más hasta 2020", ha avanzado, al tiempo que ha destacado que en España más del 40% de las ventas de Coca-Cola en España es light o zero.

El director general, que lleva en España desde el pasado mes de agosto, ha destacado los movimientos políticos que ha visto en estos meses. "El movimiento político de noticias fue más del que había visto en los últimos tres años en Bélgica. Pretendemos tener un sistema más estable y sin cambios de reglas que nos permita tomar decisiones y seguir invirtiendo", ha señalado.

NUEVAS CATEGORÍAS Y EXPERIENCIAS, EN LA HOJA DE RUTA PARA CRECER

De Elizalde ha destacado que la multinacional de bebidas refrescantes vive "su cambio más profundo de las últimas décadas". "Este desafío se resume en que estamos evolucionando para convertirnos en una compañía total de bebidas. Estamos construyendo nuestro futuro. El camino que nos trajo hasta aquí no es el mismo para nuestro futuro. Hay que evolucionar, el consumidor cambia y hay que cambiar con él", ha señalado.

El director general ha recalcado que hay que "evolucionar" para convertirse en una "compañía total de bebidas". "Esta es la ruta para seguir siendo relevantes al menos por otro siglo y significa riesgo, ser audaces y tener al consumidor en el centro de todo lo que hacemos", ha reiterado.

"Perdimos un poco el rumbo hace unos años, pero vamos a poner al consumidor en el centro de las decisiones. El consumidor no nos pide solo productos buenos, sino experiencias. Nos pide transparencia, qué hay detrás de cada producto, cómo se obtienen, además de que hay una enorme preocupación para la salud", ha asegurado.

El director general ha instado en esta nueva hoja de ruta de la multinacional el "poner al consumidor en el centro". "Queremos estar presentes a lo largo del todo día y expandir el portafolio para satisfacer todas las necesidades de los consumidores. Por eso, hemos irrumpido en categorías nuevas para liderarlas. En un año, hemos lanzado más innovaciones que en los últimos 20 años. Esta es la renovación en la que estamos embarcados", ha recordado.

Por último, el directivo se ha congratulado de celebrar los 65 años de historia de la compañía en España. "Nuestro propósito es seguir haciendo un país mejor y en 2017 contribuimos a la economía española con 6.315 millones de euros y empleamos directamente a más de 4.000 personas", ha recalcado, al tiempo que ha recordado que acaban de presentar la mayor operación público privada de limpieza de costas y de mares para mejorar el litoral nacional.