23 de abril de 2019
11 de septiembre de 2016

Economía colaborativa, entre el ahorro y el negocio

Economía colaborativa, entre el ahorro y el negocio
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Sep. (EDIZIONES) -

La economía colaborativa es un término que ya no suena a chino. Compartimos coche, vendemos lo que no usamos, lo alquilamos e incluso pasamos noches alojados en casas de gente ajena.

De hecho, el 6% de la población española ofrece productos o servicios en plataformas que siguen esta filosofía, una cifra que, según un informe de EUCoLab y Spotahome, supera a la de la media europea, que se sitúa en el 5%, aunque más de la mitad de la población del continente sabe en qué se basa este modelo empresarial.

Pero, ¿por qué los españoles utilizan estas plataformas? Todo apunta al ahorro.

Para responder a esta pregunta desde la plataforma de alquiler de objetos Relendo y la de coche compartido BlaBlaCar, coinciden: fundamentalmente el usuario español busca el ahorro.

"La gente suele venir por motivos económicos, por el ahorro, y luego se quedan por el tema de la comunidad", explican desde Relendo, una plataforma online en la que los usuarios ponen en alquiler productos que ya no utilizan o a los que dan un uso ocasional.

"Una de las categorías más potentes que tenemos es la de fotografía y vídeo y sabemos que entre ellos se ha creado una comunidad en la que comparten conocimientos e incluso quedan para explicarse cómo funcionan los productos", explica el portavoz de Relendo, quien asegura que a pesar de que los usuarios ya se conocen, siguen utilizando la empresa intermediaria porque esta les facilita un seguro sobre los productos que alquilan.

"En el caso de nuestro servicio, una parte del éxito se debe a que es tremendamente social y los españoles también lo somos", explica el responsable de BlaBlaCar en España y Portugal, Jaime Rodríguez, quien asegura que aparte de que el objetivo principal del usuario de su plataforma es ahorrar, también hay que tener en cuenta el efecto medioambiental positivo de compartir coche y la facilidad de Bla Bla Car para crear nuevos trayectos que el autobús no realiza de manera habitual.

Rodríguez también achaca el éxito de la economía colaborativa a un cambio de mentalidad. "Ya no pensamos en términos de posesión, sino de acceso a los recursos", explica el responsable de BlaBlaCar, que achaca la rapidez del cambio de pensamiento de la sociedad española a las secuelas de la crisis.

LAS PLATAFORMAS COLABORATIVAS, ¿UNA OPCIÓN DE NEGOCIO PARA EL USUARIO?

Aunque las plataformas de economía colaborativa están muchas veces en el punto de mira de los menos confiados, desde estas aseguran que los métodos para evitar que los usuarios hagan negocio a partir de ellas y se lucren de manera indebida son muy eficientes.

De hecho, la plataforma BlaBlaCar, que ya tiene más de 30 millones de usuarios en todo el mundo, ha implantado sus propios métodos para evitar las malas prácticas por parte de sus usuarios. "Bla Bla Car no permite el lucro", declara su responsable en España con rotundidad.

"Establecemos un precio máximo por trayecto y tenemos a un equipo de más de 100 personas en todo el mundo vigilando que no se lleven a cabo malas prácticas", explica Rodríguez, que además asegura que los usuarios que intentan lucrarse son expulsados de la plataforma. "Teniendo estos mecanismos de limitación es muy difícil hacer negocio con Bla Bla Car", añade Rodríguez y asegura que la cifra de usuarios detectados por malas prácticas es inferior al 0,5% del total.

Por su parte, desde Relendo no ponen límites a sus usuarios. "Nuestra plataforma sirve para sacar rendimiendo a productos infrautilizados y no creemos que haya gente que esté sacando provecho para hacer negocio con ello", defienden.

Aun así, Relendo defiende que su plataforma puede servir a los usuarios para sacar un complemento económico "bastante importante" y que combinada con otros tipos de plataformas pueden hacer ganar a sus clientes "una buena cantidad al mes".

NO ES UNA MODA

Las plataformas de economía colaborativa están en auge y siguen creciendo día a día. De hecho tanto desde Relendo como desde Bla Bla Car aseguran que confían en seguir ganando usuarios mes a mes, una tendencia que ya siguen.

"Casi todos necesitamos viajar en coche alguna vez y no veo por qué alguien no querría hacer su viaje más eficiente", comenta el responsable de BlaBlaCar, cuya aplicación ya tiene más de 21 millones de descargas en 22 países.