22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    Economía/Empresas.- Alierta subraya que la prioridad de Telefónica es la remuneración al accionista

    Señala la importancia de un entorno regulatorio "predecible" para incentivar las inversiones privadas

    MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Telefónica, César Alierta, destacó en el informe entregado a los accionistas con motivo de la junta general que la prioridad de la compañía es la remuneración al accionista, destacando cómo las perspectivas de una "fuerte" generación de caja en 2009 han permitido a la compañía proponer un incremento del dividendo del 15% con respecto al importe abonado en 2008.

    "Nuestro compromiso de priorizar la remuneración al accionista se ve apoyado por la previsión de Telefónica de aumentar el flujo de caja operativo en un rango de entre el 8% y el 11% en 2009, y su objetivo de alcanzar en 2010 un beneficio neto por acción de 2,304 euros y un flujo de caja por acción de 2,87 euros", explica el directivo en el documento.

    En este sentido, Alierta destacó que desde 2003, cuando el operador recuperó la política de distribución de dividendo, la retribución directa al accionista ha aumentado "de manera sistemática".

    ENTORNO REGULATORIO PREDECIBLE

    El presidente del ex monopolio español, que reivindicó el papel de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) como palanca para "mejorar la productividad y la competitividad" de la economía, señaló la importancia de disponer de un entorno "facilitador".

    "Sin seguridad jurídica y sin un entorno regulatorio predecible no se acometerán por parte del sector privado las grandes inversiones necesarias para seguir incrementando la capacidad de comunicación en cada país", advirtió Alierta.

    Según el directivo, Telefónica cuenta con la escala y la diversificación "óptimas" para competir a nivel global, para beneficiarse de ahorros en costes e inversiones, para ofrecer soluciones convergentes y para compartir mejores prácticas, en referencia a la alianza del operador con Telecom Italia y el acuerdo global que mantiene con China Unicom.

    Alierta indicó que la compañía aprovechará las "fortalezas" y "capacidades" de la compañía para alcanzar el objetivo último de ser "líder del sector en el nuevo entorno digital".

    Si bien reconoció que "tras cinco años de subidas consecutivas" la acción de Telefónica no ha sido inmune a la "negativa" evolución de la bolsa en 2008, con una caída del 28,7% en el año, Alierta señaló que la compañía reflejó un "mejor comportamiento relativo" frente a algunos índices generales y al índice europeo de referencia del sector.