24 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 22 de abril de 2008

    Economía/Empresas.- (Ampl.) Los bancos acreedores de Portillo y Nozar en Colonial no superarán el 30% de la inmobiliaria

    MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Los bancos acreedores de Luis Portillo y Nozar, primeros accionistas de Colonial, negocian sindicar las acciones de la inmobiliaria con lo que se quedarán, si bien su participación conjunta en la empresa no superará el umbral del 30% establecido como obligatorio para formular una oferta pública de adquisición (OPA).

    Así lo indicó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) 'La Caixa', uno de los primeros acreedores de Portillo. La entidad explicó que continúan las negociaciones con los socios de referencia de Colonial para quedarse con las acciones de la inmobiliaria que le fueron aportadas en garantía.

    Fuentes conocedoras de la operación indicaron a Europa Press que el traspaso de títulos podría quedar cerrado esta misma semana. En virtud de la operación, Portillo saldría de la empresa que controló, de la que fue presidente y en la que actualmente tiene un 29%, mientras que Nozar mantendrá una participación de alrededor del 5%.

    Portillo y Nozar solicitaron en su día créditos a los bancos para comprar acciones de Colonial poniendo como garantía las mismas acciones de la inmobiliaria que compraron, títulos que ahora pasarán a manos de los bancos. Según aseguró hoy 'La Caixa', la intención de las entidades financieras es ejercer los derechos políticos de los títulos.

    DEUDAS CON LOS BANCOS.

    La deuda de Portillo relacionada con su participación en Colonial asciende a 1.473 millones de euros con alrededor de quince entidades, si bien en la actualidad, ya ha ejecutado títulos con alguna de ellas. Los mayores importes de préstamo están suscritos con 'La Caixa' y Banco Popular.

    En cuanto a Nozar, su crédito asciende a alrededor de 460 millones. De este importe, 252 millones están contraídos con Natixis, Royal Bank of Scotland, Gaesco, Caixa Galicia y JP Morgan, y otros 205 millones de euros con Reyal Urbis.

    Nozar tiene una opción de compra sobre alrededor de un 4% de la participación que la inmobiliaria que preside y controla Rafael Santamaría tenía en Colonial. La opción tiene fecha de ejecución para entre el 1 y el 8 de diciembre de este año.

    La venta de acciones a los bancos es la salida que los dos máximos accionistas de Colonial tomaron tras fracasar los intentos de venta de sus participaciones en la compañía al fondo de inversión del Gobierno de Dubai, Investment Coporation of Duabi.

    En paralelo, la inmobiliaria trata también de solventar sus problemas de deuda mediante la venta de la participación del 84% que tiene en la patrimonialista francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL).