22 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

Economía/Empresas.- Asaja denunciará ante Competencia posibles pactos de precios entre compradores de aceite de girasol

SEVILLA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Asaja-Sevilla anunció hoy que sus servicios jurídicos presentarán en los próximos días una denuncia en la Comisión Nacional de Competencia (CNC) ante la sospecha de que las "grandes empresas compradoras" de aceite de girasol hayan podido llegar a algún tipo de acuerdo sobre los precios de compra.

Esta actuación ha provocado que "las optimistas previsiones de mercado" para la presente campaña de girasol se hayan visto "truncadas", según señaló la organización agraria en un comunicado.

En este sentido, aseguró que antes del inicio de la campaña de recolección de la pipa, el nivel de cotización del aceite crudo de girasol estaba en torno a 1,50 euros el kilogramo y la harina de girasol a 0,25 euros, lo que daba como resultado que las cotizaciones de la pipa para el agricultor correspondiese a unos 0,69 euros el kilogramo.

No obstante, indicó que los precios del aceite de girasol han descendido "de forma abismal, vertiginosa e injustificada" tras el inicio de la campaña, hasta situarse en los 0,90 euros el kilogramo. Esto, según Asaja-Sevilla, "no se corresponde en absoluto con la realidad del mercado", ya que otros aceites como el de oliva no han registrado descensos, lo que para la organización es "un indicio claro de práctica monopolista".

En comparación con el precio de este producto en los mercados internacionales, la pipa de girasol tendría que cotizarse en torno a los 0,60 euros el kilo.

No obstante, "las empresas compradoras estarían ofreciendo 0,46 euros por kilo para la calidad tipo, ya que ante la falta de capacidad de almacenamiento de los agricultores, adquirirían la mercancía a precio abierto para liquidar posteriormente en función de unos análisis comparativos con la calidad tipo que realizan en sus propias instalaciones", el cual según Asaja-Sevilla podría responder "a algún tipo de pacto".

Por ello, la asociación pidió hoy a los agricultores que "no se entreguen a los precios abusivos", y que "intenten almacenar en sus instalaciones y en sus cooperativas para defender el producto".

Además, según Asaja-Sevilla, el agricultor "ha sufrido un aumento en los costes de producción del girasol, que se han duplicado con el incremento en el precio de las semillas, los abonos y el gasóleo, por lo que "se encuentra frente a una cotización ruinosa de su producto", que por otra parte ha duplicado su precio en el supermercado en el último año, "situándose en 1,80 euros el kilo en los supermercados, el doble de lo que percibe el productor en origen".

BUEN RENDIMIENTO EN LA COSECHA DE PIPA DE GIRASOL

Respecto a la campaña de recolección de la pipa de girasol, que ha alcanzado el 70 por ciento, Asaja-Sevilla aseguró que se están obteniendo "buenos rendimientos por encima de la media", y se estima que los secanos, que superan el 85 por ciento de las siembras, puedan alcanzar los 1.400 kilogramos por hectárea, y los regadíos en torno a 2.000 en Sevilla y Andalucía, frente a los 1.250 kilogramos por hectárea en secano y los 1.800 en regadío cosechados en la campaña anterior.

De este modo, la producción podría situarse en unas 220.000 toneladas en Sevilla y 370.000 en Andalucía, lo que supone un aumento respecto a las 200.000 y 308.000 toneladas, respectivamente, que se recolectaron en la anterior campaña.

Este aumento habría estado favorecido por las lluvias de primavera, así como por el aumento de la superficie respecto al anterior año, que se ha elevado de 115.000 a 145.000 hectáreas en la presente campaña en Sevilla y de 214.000 a 247.000 hectáreas en Andalucía, debido al cese en la obligatoriedad de la retirada de tierras, e igualmente por la baja dotación de agua para riego y el descenso de la superficie de algodón.

Asaja estima que la cosecha a nivel nacional, por otra parte, podría situarse en torno a las 850.000 toneladas, lo que supone un rendimiento superior a los 1.200 kilogramos por hectárea, al tiempo que la producción en España en la anterior campaña fue de 703.000 toneladas y la media general se situó en 1.170 kilogramos hectárea. Además, Asaja-Sevilla señaló que en la UE se siembran 3.500.000 hectáreas de girasol, de las que se obtendrá una producción final de seis millones toneladas.