22 de febrero de 2020
4 de enero de 2008

Economía/Empresas.- El Ayuntamiento de Fene pedirá a SEPI que Navantia Fene pueda construir barcos civiles

FERROL, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los grupos políticos de la corporación municipal de Fene (A Coruña) acordaron solicitar una reunión con la SEPI antes de las elecciones generales de marzo para solicitar que el astillero de Navantia Fene se pueda dedicar a construcción naval civil y demandar la aplicación de un plan de diversificación empresarial interno.

A través de una moción impulsada por el BNG y aprobada por unanimidad en pleno municipal, los distintos partidos políticos aprobaron la solicitud de que el astillero de Navantia Fene en su integridad, se dedique a la construcción y a la reparación naval tanto de buques militares como civiles, contando con cartera de pedidos propia. Al mismo tiempo, se defiende la diversificación industrial en el propio astillero con el fomento de nuevas actividades como las vinculadas a las turbinas eólicas.

Por estos motivos, se solicitó una reunión de los representantes de la corporación con la dirección de la SEPI para trasladar su preocupación ante la situación del astillero y avanzar en una salida que favorezca una reindustrialización real.

Las reclamaciones, a excepción de la petición de reunión, serán trasladadas en mociones que presentará el BNG en los plenos de los distintos Ayuntamientos de la comarca de Ferrolterra.

El portavoz del BNG en Fene, Manuel Polo aseguró que la iniciativa tiene como objetivo demostrar "la firme voluntad y el convencimiento" de los partidos políticos de la comarca "de que Navantia Fene es un centro y un motor económico que ha sido el eje de la economía y del empleo del ayuntamiento "y que está llamado a ser ese motor". "En caso contrario nos quedamos en una situación de desierto industrial y de muy poca ambición económica y rentabilidad de empleo", agregó.

RETRASOS EN LA ENTREGA DE VULCANO.

Por otra parte, desde el BNG comarcal se mostró hoy la preocupación de la formación política ante el retraso que se podría producir en la entrega de los buques quimiqueros subcontratados por Vulcano y que se ejecutan en el astillero de Navantia en Puerto Real.

Francisco Da Silva denunció que los plazos establecidos no se cumplirán, ya que el primer buque tendría que haber sido entregado a finales de diciembre. Por este motivo, teme que el astillero de Fene acabe pagando, indirectamente, las consecuencias de una posible sanción económica, al participar en el conjunto de las pérdidas de Navantia.

Para Da Silva, se trata de una demostración más de que Navantia prioriza los astilleros del sur en detrimento de los de la ría de Ferrol, ya que considera que los quimiqueros se deberían de haber ejecutado en Fene, dada la infrautilización actual del astillero y la carga de trabajo que ya existía en Puerto Real.

"Es aquello de ni come ni deja comer, y por encima le toca aportar esas pérdidas", subrayó Da Silva, quien reclamó a la SEPI y a Navantia que confirmen los posibles retrasos y que informen de si el astillero fenés tendrá que participar de las pérdidas, para que, después cuando se haga el balance, "no se diga que Navantia Fene tiene que cerrar porque es imposible mantener su rentabilidad económica".