20 de agosto de 2019
19 de julio de 2008

Economía/Empresas.- El Gobierno argentino someterá a la aprobación en el Parlamento "la nacionalización" de AA

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, anunció hoy que el Ejecutivo que preside Cristina Fernández de Kirchner, enviará el próximo lunes al Parlamento la solicitud correspondiente para que la Cámara dé el visto bueno al proceso de "nacionalización" de Aerolíneas Argentinas (AA), informó hoy el diario local 'La Nación'.

"Vamos a requerir como corresponde la autorización a la comisión bicameral del Congreso", indicó Jaime a Radio Mitre. Asimismo, el funcionario destacó que "la incorporación de capitales privados será el horizonte una vez que se ponga en valor a las empresas".

El acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el grupo español Marsans, propietario de AA y Austral, permitirá el traspaso del 94,41% accionarial que posee la empresa española al Estado argentino una vez que se defina el valor de ambas compañías.

Jaime precisó que la apertura al capital privado se realizará "a través de un proceso de licitación nacional e internacional" y aseguró que el Gobierno argentino va a "cumplir con los compromisos establecidos" por Aerolíneas con los pasajeros y los proveedores. "El objetivo es que el que no sufra esta transición sea el usuario", aseguró.

Afirmó que "se está trabajando muy fuertemente" en la normalización de los servicios aéreos de la compañía, y puso de relieve que en los últimos días "se enviaron fondos para el pago de sueldos, combustibles y repuestos".

Según cita este diario, el secretario de Transportes argentino informó de que se ha diseñado "un plan de recuperación de equipos para que se pueda cumplir con toda la programación" de vuelos.

Así, concretó que en el caso de los vuelos regionales e internacionales se ha hablado con otras empresas "para hacer códigos compartidos o transferencia de pasajes". Además, Jaime remarcó que "en las próximas horas habrá dos o tres aviones más en servicio".

TRASPASO.

La aerolínea AA, que controla el 80% del mercado doméstico, no atraviesa su mejor momento. En un audiencia ante el juez comercial Jorge Sicoli el pasado martes, la empresa reconoció que tiene un pasivo aproximado de 890 millones de dólares, incluidos 220 millones de deuda exigible, después de que el Gobierno argentino pidiera el jueves la intervención de la empresa.

El Estado argentino recuperará el control de la compañía, 18 años después de que hubiera sido privatizada durante el gobierno del peronista Carlos Menem. Ambas partes se han comprometido a aportar la documentación de la operación mercantil, documentos e informes periciales, en un plazo de 60 días a partir de la fecha del anuncio de la operación.