22 de marzo de 2019
30 de junio de 2008

Economía/Empresas.- Grundig prevé quintuplicar la cuota de mercado en televisores LCD en España en tres años

En toda Europa pretende duplicar la facturación, hasta 1.000 millones en 2011

ESTAMBUL (TURQUÍA), 30 Jun. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Estela López) -

La compañía de electrónica de consumo Grundig prevé pasar en tres años de una cuota de mercado del 1% en España en televisores LCD a una de entre el 5% y el 7%, lo que también supondrá un crecimiento de la facturación de más del doble, informó la empresa.

En toda Europa pretende más que duplicar su facturación en tres años, hasta alcanzar 1.000 millones de euros, a través de las ventas de televisores LCD, anunció el director general de la compañía en Alemania, Michael Peterseim. La cuota actual en LCD en el Viejo Continente es del 2,5%, y alcanzará el 5% en 2011, según los planes de la multinacional.

Para 2011, la compañía prevé alcanzar unas ventas anuales de televisores LCD de 1,5 millones de unidades, y haber pasado de los 400 millones de euros de facturación de 2007 a los 1.000 millones, lo que supone un incremento del 150%.

La misma evolución del 150% está prevista para España, que supone el 10% del total de ventas en Europa y es un "mercado estratégico" para los planes de futuro de Grundig, explicaron a Europa Press fuentes de la multinacional, ya que es el tercer mercado en electrónica de consumo de Europa, tras Alemania y Francia.

ENTRE LAS CINCO PRIMERAS MARCAS.

Como marca, Grundig buscará colocarse entre las cinco primeras de Europa --ahora está a las puertas del 'top ten'--. Actualmente, los líderes del sector son Sony, Philips, Samsung, LG y Sharp.

Estos planes llegan después de que el grupo turco Koç adquiriese en diciembre todas las acciones de Grundig Multimedia, matriz de Grundig Intermedia, tras hacerse con el 50% de la empresa que controlaba la británica Alba. El otro 50% ya era de Koç a través de Beko Electronik.

Grundig había desarrollado sus actividades desde 2004 bajo la propiedad compartida a partes iguales entre la compañía británica de electrónica de consumo Alba y Beko Electronik.

Peterseim destacó que la nueva dirección de Koç será "el impulso para Grundig como marca global", apostando, además de por el incremento de las ventas, por la "mejora continua de los procesos de fabricación, el diseño, la tecnología, la calidad y la facilidad de uso".

FÁBRICA PROPIA.

Grundig no contaba con fábrica propia de televisores LCD desde que afrontó una suspensión de pagos en 2003 --Alba y Koç entraron en 2004 para reflotar la empresa--, circunstancia que esta semana ha cambiado, con el cambio de nombre de la fábrica de Koç/Arçelik en Estambul (Turquía) por el de Grundig Electronik.

Las instalaciones, de 10.000 metros cuadrados (repartidos en 8.000 para producción y 2.000 para oficinas), emplean a 1.600 personas repartidas en tres turnos.

La fábrica será la base para que Grundig pase de hacer servir tecnologías de terceros a desarrollar tecnología propia, en especial en los paneles LCD. El presidente del grupo Koç, Mustafa Koç, destacó la innovación como uno de los objetivos clave de futuro para "hacer crecer a Grundig", apostando por la inversión en I+D.

El grupo Koç es uno de las 200 mayores corporaciones del mundo, y en 2007 facturó 39.500 millones de dólares. Opera en diversos sectores, entre los que destacan los bienes duraderos, energía, automoción y finanzas. Suma más de 95.700 empleados.