26 de abril de 2019
30 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- Iberdrola Renovables solicita la compra forzosa del 3,47% que no controla en la griega Rokas

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola Renovables ha solicitado que se aplique un 'squeeze out' (venta forzosa de acciones) sobre todas las acciones ordinarias y preferentes que no controla en el grupo griego Rokas tras la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada el 1 de julio, indicó en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta OPA sirvió al grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán para tomar el control sobre 19,8 millones de acciones ordinarias del principal operador eólico griego, o un 96,53% del capital, de modo que el proceso de 'squeeze out' afectará al 3,47% restante.

Junto a esto, la operación le procuró el control del 97,15% de las acciones preferentes de la empresa griega. El 2,85% correspondiente a este tipo de valores que quedó sin adquirir también ha sido incluido en la solicitud de venta forzosa.

La solicitud de la eléctrica española ha sido presentada ante la Comisión del Mercado de Valores griega a un precio similar al de la OPA, esto es, 16 euros por cada acción ordinaria y 11 euros por cada acción preferente.

De aprobarse, el 'squeeze out' supondrá el desembolso adicional de cerca de 12,36 millones de euros, a razón de 11,36 millones por el paquete adicional de 710.000 acciones ordinarias y de 1,01 millones por las 91.800 acciones preferentes.

A través de la OPA, Iberdrola Renovables elevó por 175 millones su participación en Rokas en un 43,8%, hasta el 96,53% actual. La eléctrica española ya disponía de una participación mayoritaria en el grupo griego.

La filial de energías renovables de Iberdrola está presente en el mercado griego desde 2004, cuando se hizo con el 21% del capital ordinario de Rokas. Posteriormente ha ido incrementando su presencia en el grupo, hasta contar con el 49,9% de los títulos a cierre de 2005 y con el 52,7% en marzo de 2007.

Tras la operación, la empresa española consolidará su liderazgo en el mercado eólico griego, al elevar la potencia instalada de 124 a 217 megavatios (MW).