4 de diciembre de 2020
4 de enero de 2012

La reunión entre Sepla e Iberia finaliza sin avances

La reunión entre Sepla e Iberia finaliza sin avances
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La reunión entre la sección sindical de Sepla en Iberia y los representantes de la aerolínea, que tuvo lugar este miércoles, ha finalizado "sin avances" y con las mismas posturas en ambos bandos, según informaron a Europa Press fuentes sindicales.

Las mismas fuentes señalaron que finalmente sólo uno de los once delegados sindicales de Sepla pudo acudir a la reunión, tras asegurar el sindicato que Iberia había negado garantías sindicales al resto de asistentes para que acudieran a negociar, aspecto que ha sido desmentido por la aerolínea.

Según el sindicato, en la reunión Iberia mantuvo su postura y defendió la creación de Iberia Express al amparo de la libertad de empresa, mientras que su único delegado sostuvo la opinión de Sepla.

Al fin de la reunión, la empresa ha propuesto el 10 de enero para una próxima reunión, pero no hay delegados disponibles así que el sindicato ha enviado una carta a los representantes de Iberia instándoles a reunirse este jueves día 5 de enero, aún por contestar.

Iberia ha informado este miércoles de que, descontados los códigos de vuelo para pasajeros con interconexión (que llevan vuelos con distinto código), cancelará 109 vuelos el día 9 de enero, primera jornada de los paros convocados por los pilotos en enero, y otros 106 el miércoles 11 de enero, segundo día de los paros.

Iberia subrayó que las fechas de los paros convocados --9 y 11 de enero-- coinciden con "el regreso de las vacaciones de miles de personas", lo que supone "una dificultad añadida" para ofrecer "alternativas aceptables". No obstante, aseguró que "hará todo lo posible para lograrlo", como sucedió en las huelgas de los días 18 y 29 de diciembre.

En aquella ocasión, la aerolínea tuvo que cancelar en los dos días un total de 218 vuelos, lo que afectó a unos 22.000 pasajeros. Para paliar sus efectos, la aerolínea puso en marcha un plan de contingencia, que incluía acuerdos con otras compañías para ofrecer alternativas de viajes, y la disponibilidad de 9.000 plazas hoteleras en Madrid y sus alrededores, que no fueron necesarias