15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 24 de septiembre de 2009

    Economía/Empresas.- Reyal logra que sus bancos "estudien" darle más tiempo para que venda sus activos

    MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Los bancos acreedores de Reyal Urbis estudian la posibilidad de dar tiempo a la inmobiliaria para que pueda obtener capital mediante la venta de activos de patrimonio, informaron hoy a Europa Press en fuentes financieras.

    El eventual compromiso permitiría al grupo controlado y presidido por Rafael Santamaría reestructurar de nuevo (por segunda vez en un año) su deuda, que a cierre de junio sumaba 4.800 millones de euros, y evitar así el riesgo de un eventual concurso.

    Las mismas fuentes financieras indicaron que, no obstante, la voluntad de los bancos a dar más tiempo a la inmobiliaria no se ha materializado aún en ningún tipo de acuerdo.

    Señalaron además que se trata de un proceso complicado, por la forma en que se pueda materializar y porque en la negociación participan 51 entidades financieras (entre las que destacan Santander, Banesto, Caja Madrid, 'La Caixa' y Banco Popular).

    Por ello, aún se desconoce incluso el periodo de tiempo que los bancos estarían dispuestos a esperar. No obstante, dichas fuentes financieras aseguraron que las entidades están "luchando" para salvar la compañía.

    Reyal Urbis reconoció el pasado lunes que entre las alternativas que actualmente se consideraban en el marco de la renegociación de deuda se encuentra la de la venta de activos.

    La compañía, fruto de la fusión de Reyal y Urbis, cuenta con una importante cartera de edificios de patrimonio, entre los que destaca la cadena de hoteles Rafael Hoteles, los centros comerciales 'ABC' Serrano y La Esquina del Bernabéu, ambos en Madrid, y numerosos edificios y torres de oficinas repartidos por toda España.

    No obstante, Reyal Urbis se encuentra actualmente de nuevo en necesidad de negociar con los bancos tras encontrar dificultades para cumplir con las ventas de activos (fundamentalmente de suelo) fijadas en el plan de negocio con que logró la anterior reestructuración de deuda. Así lo advirtió la inmobiliaria en su informe de auditoría correspondiente al ejercicio 2008.

    Además, la empresa ya vendió viviendas y suelos a los bancos por valor de unos 1.500 millones de euros en 2008, tal como se indicaba también en el informe anual de la empresa, operaciones también fruto del anterior pacto de reestructuración.

    En dicho informe de 2008, el auditor de Reyal Urbis ya advirtió de que "el principal riesgo de liquidez de la empresa está relacionado con la capacidad de la empresa de llevar a cabo desinversiones de suelo previstas para el ejercicio 2009 por el plan de la sociedad por importe de 395 millones".