11 de diciembre de 2019
31 de agosto de 2009

Economía/Empresas.- San José eleva sus pérdidas un 81,4% en el primer semestre, hasta 32,2 millones de euros

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Empresarial San José registró pérdidas de 32,2 millones de euros en el primer semestre del año, cifra un 81,4% superior a las pérdidas de 17,7 millones de euros que obtuvo en igual periodo de 2008, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

San José, que se estrenó el pasado mes de julio en Bolsa tras culminar su fusión con la inmobiliaria Parquesol, atribuyó estos resultados negativos a aspectos "no recurrentes" y que presume que no se repetirán durante el segundo semestre del año.

En concreto, el Grupo achacó las pérdidas de la primera mitad del año al deterioro del valor de sus activos inmobiliarios por importe de 15,2 millones de euros, a las provisiones dotadas en el semestre por importe de 8,1 millones de euros, y a los costes de refinanciación.

De hecho, San José cerró durante los seis primeros meses de este año su proceso de refinanciación, por el cual sustituyó su anterior financiación sindicada por una nueva, lo que ha conllevado unos gastos de 10,8 millones de euros que se han imputado íntegramente en la cuenta de resultados del periodo enero-junio.

Sin tener en cuenta todos estos aspectos "no recurrentes", que suman entre todos más de 34 millones de euros, el Grupo habría registrado unas pérdidas de 5 millones de euros hasta junio, inferiores por tanto a las de la primera mitad de 2008.

Durante el periodo enero-junio de 2009, San José registró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 35,3 millones de euros, un 15,4% superior al del mismo periodo de 2008, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) alcanzó los 5,9 millones de euros, frente a los -1,9 millones del año pasado.

La cifra de negocios del Grupo constructor sumó 541,4 millones de euros en el primer semestre, un 14,7% inferior a los 634,4 millones de igual periodo del año pasado. Según subraya la compañía, uno de sus principales objetivos es "minimizar" la ratio de morosidad de clientes, dando máxima prioridad a la solvencia y rentabilidad de las nuevas contrataciones.

San José destaca que además del cambio de ciclo, la actividad de de la construcción se ha visto "significativamente afectada" por un factor que "quizá" es el que más está influyendo e influirá en el sector: "las tensiones de liquidez" en el sistema financiero.