16 de septiembre de 2019
9 de julio de 2008

Economía/Empresas.- TAP reduce 60 vuelos para hacer frente a la crisis, 24 de ellos a destinos españoles

Las conexiones desde Lisboa a Madrid y Barcelona serán las más afectadas

LISBOA, 9 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

La aerolínea portuguesa TAP anunció hoy que a partir del mes de octubre y, durante cuatro meses, aplicará una reducción de 60 vuelos semanales en sus operaciones que afectará a 23 destinos de medio y largo recorrido, con el objetivo de ahorrar unos 20 millones de euros centrándose sólo en los vuelos más rentables, informó la compañía.

La medida se enmarca dentro de la puesta en marcha por la compañía de un plan de emergencia para hacer frente a la crisis que vive el sector debido a la escalada del precio del petróleo y que incluye 84 medidas con las que prevé ahorrar unos 100 millones de euros.

En lo que se refiere a España, las conexiones desde Lisboa con Madrid y Barcelona serán las más afectadas, al suprimir siete vuelos semanales con la capital española, pasando de 49 a 42 vuelos semanales. Los vuelos a Barcelona también serán reducidos y en vez de las 44 conexiones semanales, a partir de octubre sólo serán 35.

Desde Oporto, TAP también reducirá los vuelos a Barcelona y a Madrid. Así, desde Oporto a la capital española habrá tres vuelos menos y a la catalana dos menos. Las conexiones con Bilbao, Sevilla y A Coruña también sufrirán reducciones. En total, TAP recortará un total de 24 vuelos a España.

La compañía aclara que a pesar de estas medidas "ningún destino será cancelado", ya que se trata "sólo de una disminución del número de frecuencias semanales en algunas rutas con índices de ocupación reducidos en los meses de menor demanda --noviembre, enero, febrero y marzo--". Estos recortes no se realizarán en Navidad, ya que durante esas fechas la demanda es muy elevada.

PLAN DE EMERGENCIA.

En total, TAP suspende 51 frecuencias semanales entre Lisboa y 16 destinos europeos de Suiza, Alemania, Holanda, Francia, Italia y Bélgica. La supresión de estos vuelos será del 3 al 30 de noviembre, del 12 de enero al 15 de febrero de 2009 y del 2 al 28 de marzo de 2009, avanzó la compañía.

En los vuelos de largo recorrido se reducen dos frecuencias semanales a Nueva York, una a partir de Lisboa y otra de Oporto, una a Venezuela desde la capital del país y seis a Brasil, tanto a Río de Janeiro como a Sao Paulo.

El plan de emergencia de TAP contempla 84 medidas y el objetivo es ahorrar 100 millones de euros. La reducción de vuelos permitirá a la compañía lusa ahorrar 20 millones en combustible, tasas de aeropuerto y servicios de asistencia en tierra.

Sin embargo, al mimo tiempo que reduce vuelos anuncia nuevos destinos. TAP ya anunció que va a comenzar a volar a Casablanca, una frecuencia diaria todos los días de la semana menos los domingos.