23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    Economía/Empresas.- Tecsidel consolida su presencia en el norte de Europa con la apertura de una filial en Noruega

    BARCELONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La compañía catalana de tecnologías de la información Tecsidel abrirá una nueva filial en Oslo (Noruega), donde la empresa se ha adjudicado recientemente el concurso para la renovación del sistema de peaje urbano de la ciudad, según informó la compañía especializada en la gestión de controles de peaje, que espera tener operativa su filial para el norte de Europa en septiembre de 2008.

    En declaraciones a Europa Press, el director comercial de peajes de Tecsidel, Patrick Wappenhans, explicó que a pesar de que la nueva filial puede dar servicio a otros países del norte de Europa como Suecia o Finlandia, el objetivo es afianzar el mercado noruego, uno de los más importantes del mundo a nivel de peajes electrónicos.

    Tecsidel tiene en marcha desde 2005 varios proyectos en el país nórdico, entre los que figura el peaje del puente de Svinesund (entre Noruega y Suecia) y sistemas de peajes en pasos como el de Eiksund, Imarsund y Brennemoen, y espera desarrollar nuevas iniciativas en todo el país.

    Esta será la segunda filial de la empresa fuera de España, ya que actualmente Tecsidel trabaja de forma fija en Brasil. Además, la empresa tiene proyectos en Noruega, Francia, Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos.

    NUEVOS MERCADOS.

    Wappenhans anunció que además de querer consolidar su presencia en Europa, la empresa busca nuevos mercados en el sector de gestión de peajes en la India y Tailandia. Con todo, aseguró que "no todos los países asiáticos son igual de atractivos", y confesó que, por ejemplo, la China es un mercado "muy complicado".

    Según el directivo de la compañía, en China hay "mucha competencia" y ya existen empresas autóctonas "que desarrollan tecnologías para la automatización de peajes", por lo que es preferible buscar zonas donde el proceso de implantación sea más sencillo.

    Ante esta situación, destacó que para la compañía son mucho más atractivos países como Tailandia, donde la compañía trabaja en un sistema de peaje urbano en Bangkok y en uno para una autopista interurbana, y en la India donde hay "grandes proyectos en infraestructuras viarias".

    A nivel económico la empresa espera facturar 24 millones de euros en 2007, y espera alcanzar los 28 millones en 2008, sobre todo gracias a los nuevos proyectos que se ha adjudicado recientemente.